Omeprazol: Su abuso reduce tu vitamina B12

¡Ojo!, no es un “antiácido” cualquiera. Un consumo sin control tener efectos serios en tu salud. Un chequeo cada seis meses o cada año puede ser suficiente para llevar un adecuado seguimiento. 


El omeprazol es el segundo principio activo más prescrito en España, después del paracetamol y por encima del ibuprofeno. Se utiliza sobre todo para evitar la irritación que produce en la mucosa del estómago la acción agresiva de algunos de medicamentos y el reflujo gastroesofágico en las personas que padecen hernia de hiato. Aunque su consumo es totalmente seguro cuando se utiliza bien, hay que tener en cuenta que una ingesta prolongada de este y de otros protectores gástricos o antiulcerosos (como el exomeprazol, la ranitidina o la famotidina) tienen hasta un 65% más riesgo de tener carencia de vitamina B12, ya que este tipo de medicamentos dificulta la absorción de la misma, según han hallado recientes investigaciones. También se vinculan con una mayor dificultad en la absorción de esta sustancia la metformina (un antidiabético oral), las hormonas tiroideas y algunos medicamentos para la hipertensión arterial.

La vitamina B12 –que se encuentra sobre todo en productos de origen animal, como la carne– interviene en muchos procesos del sistema nervioso, por lo que un déficit de la misma puede contribuir al desarrollo de demencias y otros daños neurológicos, así como con la anemia y otros trastornos. El problema añadido es que el déficit de vitamina B12 puede tardar en diagnosticarse, puesto que los primeros síntomas son muy comunes (cansancio, debilidad general…) y pueden pasar fácilmente inadvertidos. 

Con periodos de “descanso” 

En los casos en los que el omeprazol es indispensable, los médicos suelen recomendar reducir la dosis una vez que el paciente comienza a notar mejoría, y recomiendan dejar el tratamiento al cabo de un tiempo o, al menos, interrumpirlo durante una temporada a modo de “descanso” para que el organismo pueda recuperar unos niveles adecuados de vitamina B12. Si se toma por indicación médica y bajo supervisión, los posibles riesgos están bajo control.

Sin embargo, muchas personas aficionadas a la mala costumbre de tomar medicamentos por su cuenta, sin que se los haya indicado un facultativo, creen equivocadamente que el omeprazol es totalmente inocuo y que consumirlo durante largos periodos de tiempo para la acidez crónica carece de riesgos. Esta creencia se debe en buena medida al hecho de que el omeprazol se vende en las farmacias sin receta médica, aunque todos sabemos que cualquier medicamento, aunque sea de “venta libre” puede tener efectos secundarios y contraindicaciones. Ante todo, los expertos insisten en que no hay que confundirlos con los denominados “antiácidos" que sirven para neutralizar puntualmente la acidez tras una comida pesada.

Bajo control con analíticas

La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria recomienda a las personas que están en tratamiento crónico con estos medicamentos que acudan a realizarse análisis de sangre periódicos para determinar sus niveles de vitamina B12.

Un chequeo cada seis meses o cada año puede ser suficiente para llevar un adecuado seguimiento. Y en caso de que se detecte un nivel por debajo del normal, hay inyecciones intramusculares de esta vitamina que se administran mensualmente.

Artículos relacionados

TELÉFONO DE ATENCIÓN

900 818 779

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.