Junto con el hierro y el cinc, es uno de los microelementos más importantes para el correcto desarrollo y funcionamiento del cuerpo.


Considerado como el “mineral todoterreno”, el cobre se encuentra concentrado en órganos como el hígado, los riñones, el corazón o el cerebro. La presencia de cobre en el organismo es fundamental durante toda la vida, sobre todo porque, junto con el hierro, una de sus funciones principales es contribuir a la formación de glóbulos rojos en la sangre. Pero en la infancia tiene una importancia especial: es imprescindible para su correcto desarrollo óseo, incluso desde que la madre está embarazada. Por eso es tan importante que esta mantenga unos niveles de cobre adecuados. Si cuenta con niveles bajos, podrían surgir problemas como malformaciones e incluso un aborto espontáneo.

Funciones esenciales

  • Asegura el buen funcionamiento del sistema nervioso: Ejerce una función protectora del cerebro, encargándose del correcto estado de la membrana que protege a las neuronas.

  • Es un protector cardiovascular: Garantiza la correcta estructura interna del corazón y de los vasos sanguíneos. Se encarga también de que la coagulación de la sangre sea la adecuada.

  • Ejerce funciones inmunológicas: Un buen nivel de cobre aumenta las defensas frente a virus y bacterias.

  • Ayuda a mantener los huesos fuertes: No solo durante el periodo de crecimiento, sino a lo largo de toda la vida. También interviene en la formación del cartílago, presente sobre todo en las articulaciones.

  • Es beneficioso para la piel: Proporciona un buen estado y un color saludable a la piel, contribuyendo en la unión de la elastina con el colágeno, dos sustancias imprescindibles para la dermis y la epidermis.

Alimentos ricos en cobre

Son muchos los alimentos que tienen cobre en su composición. Los que más destacan son el marisco (especialmente los  moluscos), las carnes (hígado de ternera y riñón), las nueces (especialmente las nueces “de Brasil”), las legumbres (guisantes y judías) e incluso el dulce predilecto por grandes y pequeños: el chocolate.

Los niños pueden cubrir sus necesidades diarias de cobre tomando un batido de cacao, cereales para desayunar y algunos frutos secos a lo largo del día.

 

 

TELÉFONO DE ATENCIÓN

902 74 70 70

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.