Estreñimiento del viajero ¡Despídete de él!

Si vas a pasar unos días fuera de casa este verano, sigue dándole buena vida a tu intestino y no dejes que se vuelva “perezoso”.


Se calcula que uno de cada cinco españoles sufre problemas transitorios de regulación intestinal, que muy a menudo tienen que ver con los viajes, ya sea de corta o de larga duración, especialmente en verano. Este estreñimiento ocasional se debe a que, cuando pasamos unos días fuera de casa, normalmente cambiamos nuestra alimentación, lo que se suma a tener que evacuar en un lugar diferente al que estamos acostumbrados… y que no siempre está tan limpio como nos gustaría. Si estamos de vacaciones, a esos inconvenientes se unen un ritmo de vida más sedentario de lo normal y horarios diferentes a los del resto del año. Son todas circunstancias que alteran el tránsito intestinal de muchas personas y les provoca ese estreñimiento, compañero mal avenido de tantos viajes.

¿Cuándo es “ocasional”?

El estreñimiento se considera ocasional (y, por tanto, no es preocupante) si se hacen menos de tres evacuaciones por semana y esta situación no se prolonga durante más de tres semanas. Pero si la falta de evacuaciones dura más tiempo, hay dolor abdominal o aparece sangre en las heces, hay que consultar al médico sin más tardanza. La persona que sufre estreñimiento suele sentirse hinchada, sus heces tienen más consistencia, normalmente no siente haber realizado una evacuación completa o tiene dolor al evacuar. Pero esta situación tiene remedio si se siguen una serie de recomendaciones básicas:

  • Toma más líquido y fibra: Para facilitar el tránsito intestinal, es muy conveniente el aumento de la ingesta de líquidos para ablandar las heces (en verano, dos litros diarios), sobre todo agua, gazpacho y zumos naturales con la pulpa de la fruta. Aunque estemos fuera de casa, debemos seguir manteniendo el hábito de comer fruta y verdura todos los días (los kiwi y las ciruelas pasas son especialmente eficaces para conseguir evacuar), así como legumbres, pan, cereales y pasta integrales.
  • No aguantes las ganas: Cuando estamos de viaje resulta difícil mantener el horario en el que el cuerpo está acostumbrado a evacuar. También se hace complicado el hecho de ir al cuarto de baño cuando tenemos ganas, puesto que puede no ser el momento más oportuno, sobre todo si nos ocurre en pleno desplazamiento, pero es muy importante no dejar pasar la ocasión y evacuar tan pronto como sea posible. Lo primero es lo primero…
  • ¡Muévete!: Nada de pasarse todo el verano descansando al sol. Para mover el intestino hay que mover también el resto cuerpo haciendo algo de ejercicio físico a diario, aunque sea solo salir a caminar o nadar tranquilamente en el mar o en la piscina. Si pasas unos días en un hotel o en un camping, no dejes de participar en las actividades de animación de verano, como baile, aerobic o juegos en equipo. Harás ejercicio sin darte cuenta y después te costará mucho menos ir al baño.

En verano, ¡nada de estrés!

A menudo, salir de viaje en verano se termina convirtiendo en una situación agobiante y estresante. Intentar que no se olvide nada en el equipaje, planificar la ruta, soportar el calor y el cansancio, mantener entretenidos a los niños y llegar a tiempo al destino le pone los nervios de punta a más de uno. ¿Sabías que este nerviosismo también acaba repercutiendo en tu ritmo intestinal?

Diversos estudios científicos han demostrado que el estrés y la ansiedad pueden causar estreñimiento porque se alteran los movimientos del intestino al reducirse el aporte sanguíneo en él. Cuando los movimientos del intestino grueso se ralentizan demasiado, se produce el estreñimiento.

Por eso, este verano recuerda lo importante que es para tu salud mantener la calma en todo momento.

Plantas que ayudan

En la farmacia existen numerosos fármacos para el estreñimiento, pero conviene no abusar de ellos. En algunos casos se puede recurrir a la ayuda de laxantes de origen vegetal, como los preparados de frángula, fucus o cáscara sagrada, que ayudan a activar el intestino. Deben tomarse por la noche antes de acostarse, pues su efecto aparece entre seis y doce horas después de tomarlos. a duración del tratamiento no debe exceder de seis días. Si el estreñimiento persiste después de ese tiempo, hay que consultar al médico.

 


Más información en la web el Foro Regulación Intestinal (www.regulacionintestinal.com), elaborada por especialistas en aparato digestivo, nutrición, ansiedad y fitoterapia.

 

 

TELÉFONO DE ATENCIÓN

902 74 70 70

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.