Una tercera parte de los alimentos que se producen en el mundo acaba en la basura. Saber hasta cuándo se pueden consumir ayudaría a no despilfarrarlos. Toma nota: tu bolsillo y el planeta te lo agradecerán.

España es el sexto país de la Unión Europea que más comida tira: 7,7 millones de toneladas al año, según el Ministerio de Agricultura, acaban en la basura. Cantidades similares se desperdician en los hogares de cualquier país desarrollado, por no hablar de lo que desechan la industria alimentaria, los restaurantes... ¿Es posible evitar semejante despilfarro sin poner en riesgo la salud pública? Sí. Muchos de estos alimentos podrían consumirse sin problemas si aprendiésemos a distinguir entre las fechas de caducidad y de consumo preferente.

La fecha de caducidad indica el momento a partir del cual el producto no debe ingerirse, ya que supone un riesgo para la salud. Esta fecha –incluye día, mes y año– se incorpora al etiquetado de productos muy perecederos, como los alimentos pasteurizados –leche, yogures y cremas–, carnes picadas o envasados al vacío. Mientras, la fecha de consumo preferente indica el momento hasta el cual un producto que no ha sido abierto mantiene todas sus propiedades, siempre que se conserve adecuadamente. Pasada esa fecha, el sabor y la textura pueden verse mermadas, pero no conlleva riesgos para la salud. La leyenda 'Consumir preferentemente antes de…' aparece en alimentos con poca agua (aceite, legumbres, cereales), productos deshidratados (purés, sopas), esterilizados (latas, cajas de leche) y huevos. Algunos alimentos, como las frutas y hortalizas frescas y los productos de panadería y confitería, no requieren indicación sobre su vida útil, porque suelen ser de consumo inmediato. Tampoco la sal, el vinagre o el azúcar -tradicionales conservantes alimentarios-, porque no caducan.

Organiza tu despensa

Para evitar que los productos te acaben caducando antes de consumirlos, compra solo lo necesario y sé muy organizado. Las legumbres, cereales, harinas, pastas, galletas, azúcar, sal, café, cacao, especias, aceite, leche esterilizada y conservas hay que guardarlos en la despensa. Muchas frutas y verduras pueden conservarse a temperatura ambiente, pero habrán de ser vigiladas. Y todos aquellos productos que no se vaya a consumir inmediatamente o no resistan la temperatura ambiente han de mantenerse refrigerados (entre 0 y 5 ºC) o congelados (a menos de -18ºC). Semiconservas como anchoas, alimentos al vacío como fiambres o salmón ahumado, y los productos pasteurizados se guardan en la nevera, así como los huevos. Hay que saber que el pescado fresco y la carne picada solo duran dos días en la nevera; que la leche ya abierta, los postres caseros y la verdura cocida resisten entre tres y cuatro; la carne cruda bien conservada, tres; y la verdura cruda y las conservas abiertas –hay que sacarlas de la lata y colocarlas en otro recipiente– unos cinco días.

¿Qué dice la legislación?

La Unión Europea obliga a los fabricantes a incluir en las etiquetas de sus productos información sobre su duración y, en alimentos muy sensibles, a establecer una fecha de caducidad. Para marcarla, los fabricantes tienen en cuenta la caducidad microbiológica y el momento en que un alimento deja de ser seguro para la salud, pero también cuidan que los alimentos mantengan sus nutrientes y su sabor y textura óptimos.

La normativa que rige para los yogures se ha relajado desde 2014, pero los fabricantes han mantenido en las etiquetas la fecha de caducidad, porque no los consideran alimentos no perecederos. Aseguran que esto no significa que el producto vaya a estar malo desde la fecha de caducidad, pero no se responsabilizan de posibles intoxicaciones.

¿Congelar alarga la vida de un alimento?

- LA CONGELACIÓN ES EL MÉTODO CASERO DE CONSERVACIÓN DE ALIMENTOS MÁS UTILIZADO.

Mediante la congelación se alarga la vida útil de un producto, aunque este método solo frena el crecimiento de gérmenes, no los mata. Al descongelar el alimento, pueden despertarse. Para evitarlo, debemos congelar pronto lo que compramos, es decir, no romper la cadena de frío, y hacerlo a temperaturas por debajo de -18ºC.

- ¿CUÁNTO TIEMPO PUEDE PERMANECER UN ALIMENTO EN EL CONGELADOR?

Las carnes de vacuno y las hortalizas se conservan hasta 12 meses; el pollo y la caza, diez; el cordero, hasta ocho meses; el cerdo, seis, y la carne picada, solo dos. Tartas, pasteles y pescados magros resisten seis meses en el congelador, y solo podrán conservarse tres meses las vísceras, mariscos, pescados grasos, pan y bollos.

EN ESPAÑA SE TIRAN A LA BASURA CADA AÑO MÁS DE 7,7 MILLONES DE TONELADAS DE ALIMENTOS EN BUEN ESTADO

Europa desperdicia 89 millones de toneladas de alimentos al año, según la FAO. Se calcula que, de esa cantidad, entre el 30 y el 50 por ciento es perfectamente sano y comestible.

TELÉFONO DE ATENCIÓN

900 818 779

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.