Una de cada diez mujeres sufre esta infección urinaria de forma recurrente. Si es tu caso, estas sencillas pautas que te ofrecemos te ayudarán a plantarle cara.


1. ¿Infección o inflamación?

La cistitis es una inflamación de la vejiga, causada en la mayoría de los casos por una infección que afecta a las vías urinarias bajas o a la vejiga. Se da, sobre todo, en mujeres y sus síntomas más habituales son la necesidad urgente y frecuente de orinar, el escozor al acabar la micción y un color turbio, lechoso o anormal en la orina.

2. La provoca una bacteria

En la mayoría de los casos, la causante es la bacteria Escherichia Coli (E. Coli) –que normalmente vive en el intestino y es la responsable, por ejemplo, de las diarreas–. Esta penetra en las vías urinarias y se adhiere a las paredes de la parte inferior del tracto urinario evitando ser expulsada por la orina.

3. Sus síntomas…

Si sientes presión en la parte inferior de la pelvis, dolor o escozor al terminar de orinar, detectas un aumento anormal del número de micciones, tu orina es turbia o de un color intenso, sientes dolor al tener relaciones sexuales y, sobre todo, si además tienes fiebre, es posible que la sufras. Pero debe ser siempre el médico el que lo determine tras unas pruebas diagnósticas.

4. ¿Qué la causa?

Según Infocistitis, hay 12 causas que la provocan. Las más comunes son la falta de higiene, llevar ropa de baño húmeda, la retención urinaria o el estreñimiento crónico: cuando se tarda en evacuar las heces, los gérmenes puedan colonizar los tejidos cercanos al tracto urinario.

5. Es recurrente

La mala curación de una cistitis anterior, la resistencia de las bacterias o los malos hábitos higiénicos y alimentarios son los factores que las provocan.

6. En cualquier época del año

Aunque es más común en verano, aparece en cualquier época del año, por llevar la ropa mojada o por las pérdidas de orina que mojan la ropa interior.

7. Más común en las mujeres

Las mujeres tienen diez veces más probabilidades de sufrir una cistitis que los hombres. Esto es porque el meato urinario de la mujer está próximo a la vagina y al ano, lo que facilita el tránsito de bacterias entre estos órganos. El 12 por ciento de las españolas sufren más de dos episodios al año, según Infocistitis.

8. Mantén una buena higiene

Mantén siempre seca tu zona íntima, bebe al menos dos litros de agua al día para eliminar más rápido las bacterias que se acumulan en el aparato urinario, no te aguantes las ganas de orinar, cámbiate de inmediato si tu ropa íntima está húmeda y orina antes y después de tener relaciones sexuales.

9. El arándano, la solución

Según un estudio publicado en BCM Urology, los arándanos contienen unas sustancias, las proantocianidinas, que evitan que las bacterias aniden en las mucosas, lo que reduce las infecciones de orina. Si se toman de tres a seis meses, la presencia de cistitis se reduce hasta en un 70 por ciento.

10. ¿Es grave, doctor?

Para los especialistas, la cistitis no es una enfermedad preocupante, y tener cuatro o cinco episodios a lo largo de la vida es normal. Pero sí aconsejan acudir al médico en cuando hay síntomas para que la diagnostique y recete un tratamiento. En ocho de cada diez casos las cistitis se resuelven con un simple antibiótico.

 

 

TELÉFONO DE ATENCIÓN

900 818 779

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.