¿Hogar, dulce hogar? Nuestra casa, ¿es nuestro espacio de intimidad y de seguridad? Entrar en nuestra casa implica alejarnos de cualquier tipo de peligro exterior. Sin embargo, aquí también te pueden rodear productos tóxicos, especialmente los productos químicos, con los que convivimos normalmente. ¡Libérate de ellos!


En tu salón

  • Alfombras: Si vas a comprar para tu casa alguna alfombra o, incluso una moqueta, intenta seleccionar productos fabricados con materiales naturales. Este tipo de materiales crean unas mejores condiciones de carga electrostática que los sintéticos. Muchas veces, los adhesivos o pegamentos que empleamos para pegar la moqueta pueden ser demasiados tóxicos. Puedes encontrar en el mercado una amplia gama de productos más naturales. No olvides preguntar a tu experto.

  • Pilas: ¿Sabías que existen pilas de baja toxicidad? Comprar pilas de la más baja toxicidad posible, que no contengan metales pesados y, en cualquier caso, intenta consumir la menor cantidad posible de ellas. Otra gran opción es que las compres recargables. Por supuesto, si hay que desprenderse de unas pilas, hazlo en contenedores específicos, ya que pueden causar graves problemas de contaminación ambiental.

  • Velas: Es preferible emplearlas de cera natural de abeja.

  • Los ftalatos, son conocidos como “plastificantes”, un grupo de productos químicos industriales utilizados como disolventes y para la fabricación de plásticos. Pero su uso ya se ha generalizado y podrás encontrarlos en otros diversos productos (juguetes, envases de alimentos, mangueras,etc.)

Cuando compres cualquier tipo de estos productos elige productos que cuenten con certificados originales de que se encuentran libres de sustancias tóxicas. Tan solo tienes que mirar en las etiquetas.

Habitaciones

  • Aparatos electrónicos: Evita tener demasiados aparatos electrónicos en tu habitación y en la de los niños, tales como radiodespertadores, televisores y ordenadores. Lo ideal, según los expertos, es que coloques un desconector automático a la red del dormitorio, de modo que durante la noche no exista electricidad en su red, o por lo menos su voltaje no supere los 8 voltios. Además, no olvides apagar tu móvil, es una buena medida para que ondas no interfieran en tus sueños.

  • Pinturas: Cubren grandes superficies en nuestro hogar y pueden contener y liberar múltiples sustancias tóxicas. Determinadas pinturas al agua y sin metales pesados, por ejemplo, han supuesto cierta mejora sobre las pinturas que había a la venta hace tiempo.

Baños

Nunca intentes combinaciones o mezclas de sustancias químicas. Puede producirse reacciones químicas perjudiciales para tu salud. Por ejemplo, NUNCA mezcles lejía con amoníaco.

Cocina

  • Electrodomésticos. La lavadora, microondas, horno, caldera, cocinas de inducción o vitrocerámica no deben estar en la pared contigua a la cabecera de tu cama. Aún estando apagados, emiten radiaciones que traspasan la pared.

  • Instalación eléctrica. Comprueba que el cableado no emite más radiaciones de lo estrictamente necesario y que las tomas de tierra funcionan bien.


¿Te has parado a pensar cuántas sustancias químicas podemos estar introduciendo en nuestros hogares a través de productos de limpieza? Existe un creciente mercado de productos de limpieza bastante exigentes en cuanto a no contener ciertos grupos de sustancias problemáticas (como ciertas fragancias sintéticas, por ejemplo) y que son tan eficaces o más que los más tóxicos.

Soluciones caseras

Se trata de usar otras fórmula para la limpieza:

  • Bicarbonato sódico.
  • Vinagre blanco o de manzana.
  • Limón.
  • Vinagre.

Truco: Para limpiar una alfombra es mejor hacerlo con un jabón natural suave o con bicarbonato sódico y agua.

 

 

TELÉFONO DE ATENCIÓN

902 74 70 70

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.