El sedentarismo y los alimentos con mucha sal pueden provocarla. Con un estilo de vida más saludable y esta batería de remedios caseros seguro que la mantendrás a raya.

Nuestro organismo está siempre ajustando sus niveles de líquidos para que estos se mantengan constantes. Pero cuando el cuerpo, por el motivo que sea, es incapaz de eliminar todo el necesario para mantener este equilibrio se produce lo que llamamos retención de líquidos, que además de transformarse en algún kilo extra, provoca hinchazón o inflamación de las partes afectadas. 

Evitar la retención de líquidos es posible, pero primero tienes que averiguar si está causada por factores orgánicos como una inflamación o un trastorno circulatorio, o por tu estilo de vida (sedentarismo, estrés, alimentación). Y después aplicarte con ejercicio, dieta y alguna ayuda extra. 

 

Ejercicio

Mueve las extremidades. Practica actividades en las que se muevan, sobre todo, las piernas, pues este movimiento ayuda al trabajo a los riñones.

Ejércitate media hora al día. Camina, nada, monta en bici... Cualquier cosa antes que estar parada.

Camina. Si tienes un trabajo sedentario, levántate cada dos horas y anda 10 minutos.

Nada. También es muy bueno ejercitar las piernas bajo el agua.

Eleva los pies. Así estimularás el bombeo de líquidos hacia  los riñones.

 

Dieta

Bebe dos litros de agua al día. Si lo haces, tu cuerpo eliminará más líquido y residuos a través de la orina.

Evita la sal. El sodio favorece la acumulación de líquidos.

Toma alimentos ricos en fibra, potasio y magnesio. Estos elementos están presentes en las frutas –sobre todo en la piña– y las verduras.

 

Plantas medicinales

Cola de caballo. Favorece la circulación y es un potente diurético y depurativo, muy eficaz en caso de retención de líquidos y cálculos renales.

Té verde. Diurético y depurativo, ayuda a eliminar toxinas a través de la orina y a controlar la retención de líquidos.

Hinojo. Tomado en forma de infusión, resulta un excelente diurético, además de favorecer la digestión.

Castaño de Indias. Contiene flavonoides que estimulan directamente el riñón y mejoran los síntomas de la retención de líquidos.

Perejil. Gracias a su contenido de apiol, esta hierba funciona como un excelente diurético. 

 

Los fármacos

Es muy importante que no tomes por tu cuenta diuréticos de farmacia. Este tipo de preparaciones solo deben tomarse bajo prescripción médica, ya que su consumo inadecuado puede provocar un efecto de rebote que acabe desequilibrando la acción de las hormonas. Siempre es mejor optar, en un primer momento, por tratamientos naturales, ya que te ayudará a reforzar las defensas y a que los sistemas del cuerpo se autoequilibren.

 

Apúntate a estas dos “p”

Consumir tres tazas diarias de té de perejil o una mezcla de esta infusión y un zumo de piña son remedios infalibles para eliminar el exceso de líquidos.

TELÉFONO DE ATENCIÓN

900 818 779

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.