Perfil lipídico: Indicador de riesgo coronario

El cuerpo no nos avisa con síntomas claros si tenemos el colesterol y los triglicéridos elevados. Con un sencillo análisis de sangre rutinario podemos detectarlo fácilmente y emprender las medidas las adecuadas.

 

¿Qué es?

Cuando el médico nos pide una analítica completa de sangre, se solicita al laboratorio la determinación del perfil lipídico o lipidograma. Este tipo de examen, que se realiza en el laboratorio, mide los niveles de distintos tipos de grasas (lípidos):

Colesterol:

Es un componente estructural de las membranas celulares, por lo que está presente en todo el organismo y es esencial para la vida. Entre otras funciones, participa en la síntesis de vitamina D y de los ácidos biliares que facilitan la digestión y absorción de las grasas de los alimentos. El organismo produce el colesterol que necesita, principalmente en el hígado, y también lo ingerimos a través de los alimentos de origen animal (carne y vísceras, yema del huevo y lácteos enteros). Se tienen en cuenta dos tipos de colesterol (que en conjunto dan como resultado la cifra de colesterol total):

  • Colesterol LDL (colesterol “malo”): son lipoproteínas de baja densidad, ricas en partículas de colesterol, y su función es transportar desde el hígado y el intestino a los distintos tejidos alrededor del 70% del colesterol plasmático total.

  • Colesterol HDL (colesterol “bueno”) son lipoproteínas de alta densidad que se encarga de transportar el exceso de colesterol de los tejidos (incluyendo el de la pared arterial) de nuevo al hígado para que sean reutilizadas o excretadas.

Triglicéridos:

Los triglicéridos son grasas presentes en algunos alimentos, y también fabricados por el hígado. Los triglicéridos absorbidos en la digestión son transportados a los diferentes tejidos, donde se almacenan en forma de grasa, constituyendo la principal reserva de energía del organismo. Esta energía se libera cuando los músculos y cerebro la necesitan.

¿Qué cifras medias de estos lípidos se consideran normales?

  • Colesterol LDL: 70 - 130 mg/dl* (lo deseable son cifras menores).

  • Colesterol HDL: superior a 40-60 mg/dl (lo deseable son cifras mayores).

  • Colesterol total: menos de 200 mg/dl (lo deseable son cifras menores).

  • Triglicéridos: 10 - 150 mg/dl (lo deseable son cifras menores).

(*) mg/dl = miligramos por decilitro.

Los valores ideales son diferentes en el caso de las personas a las que se les ha diagnosticado arteriopatía coronaria, diabetes o hipertensión arterial.

Para obtener el perfil lipídico, ¿se realiza un análisis de sangre normal?

Sí, el procedimiento de extracción de la sangre es el rutinario. Y como es habitual, no se debe comer ni beber nada –a excepción de agua– entre las nueve o doce horas previas para que los resultados sean fiables.

¿Cómo se utiliza el perfil lipídico?

En función de los resultados del perfil lipídico y de otros factores (sedentarismo, estrés, consumo de alcohol y/o tabaco…) se pueden plantear cambios en cuanto a la dieta y el ejercicio físico, acompañados o no de tratamiento con medicamentos.

¿Qué riesgos supone tener resultados anormales?

Cuando se encuentra en la sangre una gran concentración de colesterol “malo” y una insuficiente cantidad de colesterol “bueno”, se pueden desarrollar placas de ateroma en las paredes de las arterias que pueden llegar a bloquear las mismas (aterosclerosis), con un alto riesgo de concluir en un infarto de miocardio o en un infarto cerebral (ictus), así como en trastornos renales.

Los triglicéridos elevados se asocian a la diabetes y a la obesidad abdominal.

¿Cuándo se solicita?

  • En adultos sanos sin factores de riesgo conocidos de enfermedad cardíaca, se recomienda cada cinco años como chequeo rutinario.

  • Si existen factores de riesgo, se recomienda una realización del perfil lipídico completo de manera más frecuente, según lo determine el médico.

  • En niños y adolescentes sin riesgo no suele solicitarse el perfil lipídico, pero sí se hace si tienen antecedentes familiares de enfermedad cardíaca, diabetes, hipertensión arterial o sobrepeso.

 

 

TELÉFONO DE ATENCIÓN

902 74 70 70

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.