Un problema ginecológico frecuente: Ovario poliquístico

A pesar de ser una de las afecciones (no enfermedad) más frecuentes en ginecología, el ovario poliquístico genera gran confusión. Resuelve tus dudas de una vez por todas. Se calcula que, aproximadamente, un 15 por ciento de las mujeres españolas tienen ovarios poliquísticos, según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO)...

Erróneamente, existe una tendencia popular a creer que estos ovarios poliquísticos (OP) y el síndrome del ovario poliquístico (SOP) son la misma cosa. También de forma poco acertada se relaciona la OP con quistes o con problemas para quedarse embarazada. Despejamos tus dudas.

El ovario poliquístico NO quiere decir que tengas “quistes en los ovarios”. Ni es una enfermedad, puesto que no tiene síntomas. Significa que en tus ovarios tienes folículos, una especie de saquitos que contienen líquido, pero que no evolucionan conviertiéndose en quistes, con lo cual no son preocupantes. Un ovario se considera poliquístico cuando tiene más de ocho folículos cuyo diámetro no alcanza los diez milímetros.

Los OP se suelen presentar en ambos ovarios, pero también se conocen casos de mujeres con solo uno de ellos afectado. Es típico que estos ovarios aumenten de tamaño.

Ciclo menstrual

El indicador más común del ovario poliquístico es la irregularidad menstrual: los ciclos pueden ser más largos o tener diferente duración entre sí. Las mujeres con ovarios poliquísticos, por lo tanto, suelen ovular en cada ciclo.

Aún se desconoce con exactitud cuál es la razón por la que aparecen estos folículos. Normalmente, se dan en mujeres jóvenes, y entre los factores desencadentes se incluyen los de tipo genético y ambiental.

Al no ser una enfermedad no requiere tratamiento alguno. Eso sí, conviene acudir a las revisiones normales recomendadas por el ginecólogo para que haga un seguimiento.

Saber si se tienen o no ovarios poliquísticos no requiere demasiadas pruebas médicas. Una sencilla ecografía será suficiente. En caso de tener estos folículos, en la imagen de la ecografía podrás ver una serie de puntitos oscuros en tus ovarios.

Embarazo, ¿Posible?

Puesto que, tal y como hemos apuntado, el indicador más común de esta afección ginecológica es la irregularidad menstrual, la dificultad está en localizar el momento en el que ocurre la ovulación. Al tener ciclos con duración variable, es más difícil predecir cuándo va a tener lugar la menstruación y, por tanto, determinar con antelación la fase de más alta fertilidad.

Fuera confusiones

Aunque tiene un nombre similar, el síndrome de ovario poliquístico (SOP) es muy diferente:

  • Es una patología, una enfermedad con síntomas, mientras que los ovarios poliquísticos (OP) son una afección sin más trascendencia.
  • El SOP es un desajuste hormonal, mientras que el ovario poliquístico (OP) es un problema ginecológico que solo afecta al aparato genital.
  • Las mujeres que sufren SOP tienen problemas para quedarse embarazadas en todos los casos, debido a la falta de ovulación.
  • Algunos síntomas del SOP son:
    • Desajuste hormonal (por ejemplo, incremento de los niveles de testosterona)
    • No se produce ovulación
    • Aparición de quistes que hay que mantener bajo revisión médica
    • Obesidad y diabetes
    • Incremento del vello y aparición de acné

Bajo control

Algunas mujeres con ovario poliquístico pueden presentar una pequeña dificultad para la ovulación, con reglas algo retrasadas, y ningún otro síntoma. Es un problema bien sencillo de resolver, ya que con un simple tratamiento que induzca la ovulación, el ovario reanudará sus ciclos de 28-30 días y facilitará la gestación. El tratamiento puede ser mediante fármacos, que deben administrarse siempre bajo control de un ginecólogo.

En algunos casos, muy poco frecuentes, los ovarios poliquísticos producen óvulos de mala calidad. Esta situación no puede ser diagnosticada a priori, sino que se llega al diagnóstico después de haber fracasado en los intentos de quedarse embarazada de forma espontánea, con inducción de la ovulación o incluso con inseminación artificial.

 

TENER OVARIO POLIQUÍSTICO NO IMPLICA LA INFERTILIDAD EN NINGÚN CASO. CONSULTA SIEMPRE CON TU GINECÓLOGO PARA CONTROLAR LOS DESAJUSTES MENSTRUALES POSIBLES DE ESTA AFECCIÓN.

TELÉFONO DE ATENCIÓN

902 74 70 70

contacto@clubgentesaludable.com

 


SABER VIVIR COMUNICACIÓN, S.L.

Apdo. Correos 8106

28080 Madrid

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.