icono favoritos Añadir a favoritos
icono inicio Hacer página de inicio
Lunes 18 de Diciembre del 2017

Noticias de salud

imprimir
 
Compartir en... Compartir en Google+

¿Riesgo cardiovascular? Mide tu cintura

Todos sabemos que los kilos de más no son sólo un problema estético, puesto que en ellos está el origen de peligrosos trastornos de salud. Lo que quizá desconozcas todavía es que los peligros que supone la obesidad varían según la zona corporal donde se encuentra el exceso de grasa.

Abdomen y tórax (forma de manzana). Cuando la grasa se concentra en este área central del cuerpo se denomina obesidad visceral, más característica en los varones. Además de producir daños en órganos tan importantes como el hígado, se asocia estrechamente a factores que elevan el riesgo cardiovascular:

  • Aumento de la resistencia a la insulina y de los niveles de glucosa en la sangre.
     
  • Subida del colesterol malo y bajada del bueno.
     
  • Aumento de los triglicéridos.
     
  • Incremento de los niveles de la tensión arterial.
     
  • Trastornos de la coagulación.
     
  • Inflamación de las arterias.


Caderas, muslos y glúteos (forma de pera). Es la obesidad periférica, más frecuente en las mujeres. Es dañina para las articulaciones (rodillas y tobillos).


CAMBIOS EN LA MENOPAUSIA

La disminución de los niveles de estrógenos que se da en la menopausia conlleva un cambio en la distribución de la grasa corporal en la mujer: pasa de ser periférica a visceral. Así, si antes el riesgo de la mujer de presentar problemas cardiovasculares era menor que el del hombre, tras la menopausia esta protección desaparece y el riesgo se equipara en ambos sexos.


APRENDE A MEDIRTE

La medida del perímetro de la cintura es un indicador bastante preciso de nuestro riesgo cardiovascular, independientemente de la edad y del peso corporal.


¿CÓMO SE HACE?

La medición ha de hacerse de pie, con la ropa aflojada, con una cinta métrica (puede ser la que se usa para la costura) a la altura del ombligo.

El perímetro máximo saludable en las mujeres es de 88 cm. Los hombres no deben superar los 102 cm. Por encima de estos valores, el riesgo cardiovascular se incrementa, independientemente del peso corporal que tenga la persona.

Mantenernos dentro de estos límites y llevar al día hábitos como el control periódico del peso y de la tensión arterial, además de los niveles sanguíneos de colesterol y de azúcar es una norma de obligado cumplimiento si queremos mantener sanos nuestro corazón y nuestras arterias.


¿SABÍAS QUE…?

El aumento de la grasa visceral incrementa de dos a cuatro veces el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

 

 

Enlaces Relacionados

  1. Causas del cáncer: azar o conductas de riesgo
  2. ¿Conoces tu riesgo cardiovascular real?
  3. Riesgo de ictus (22/05/2017)
  4. La enfermedad cardiovascular en la mujer menopáusica
  5. Mahonesa con menos riesgo
imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate