Noticias de salud

imprimir
 
Compartir en... Compartir en Google+

Rayos ultravioleta ¡Mucho ojo con ellos!

Los párpados, las pestañas y otras estructuras internas de los ojos son mecanismos que los protegen frente a la radiación del sol, bloqueando parte –sólo parte– de los rayos ultravioleta (UVA, UVB, UVC), pero no la cantidad suficiente como para evitar los daños que puede provocar una exposición prolongada a la luz solar sin unas gafas de sol con los filtros adecuados...

La intensidad de la radiación solar varía según la hora del día. Durante las primeras horas de la mañana y al atardecer, la radiación solar incide en la Tierra de manera casi horizontal, por lo que es menos dañina. En cambio, la radiación alcanza su mayor intensidad en las horas centrales del día (entre las 12 y las 4 de la tarde), incluso cuando el cielo está nublado. 

Los suelos y paredes, los cristales de los edificios, el asfalto y el césped actúan como espejos, reflejando la luz solar, y aumentan el posible daño que ésta puede causar en los ojos. También el agua y la arena tienen una gran capacidad reflectante, por lo que es indispensable usar unas buenas gafas de sol durante todo el día si lo pasamos en la playa o en la piscina.


CONSEJOS PARA ELEGIR GAFAS DE SOL

  1. Cómpralas sólo en ópticas: Aunque sean más caras, merece la pena. Las que venden en bazares y mercadillos no cumplen con todos los requisitos de calidad.
     
  2. Pídelas graduadas si tienes algún defecto de visión, como miopía, hipermetropía o astigmatismo. Así las podrás usar en todo momento, porque verás siempre bien.
     
  3. Cuanto más oscuras, mejor: En verano, las lentes oscuras te protegerán con seguridad frente a la luminosidad solar intensa, a diferencia de las lentes claras, que dejan pasar más radiación.


¿QUÉ LESIONES PUEDE PRODUCIR EL SOL EN LOS OJOS?

  • En la córnea: Puede provocar queratitis, que genera fotofobia (alta sensibilidad a la luz) y sensación de arenilla en los ojos.
     
  • En la conjuntiva: Pueden causar pterigion, que es una membrana vascularizada que invade la córnea y progresa hacia la pupila, o pingüecula, una lesión de color amarillento cercana a la córnea.
     
  • En el cristalino: El cristalino del ojo se puede volver opaco, dando lugar a las cataratas.
     
  • En la retina: La radiación del sol puede llegar a quemar la retina. Puede quedar afectada su parte central, llamada mácula. Puede agravarse la DMAE.
     
  • En los párpados: El sol puede provocar lesiones cutáneas que pueden dar lugar a un cáncer en la piel de los párpados.


¿Sabías que...?

Las personas mayores deben evitar una excesiva exposición al sol y usar gafas con filtros solares de calidad, porque éste puede acelerar la aparición de glaucoma, cataratas o DMAE (degeneración macular asociada a la edad), que provocan pérdida de visión parcial o total, a veces irreversible. También los niños y adolescentes deben usar buenas gafas de sol, porque sus ojos aún no han desarrollado del todo los filtros naturales que los protegen.

 

Enlaces Relacionados

  1. Las cabinas de rayos UVA deberán advertir del riesgo de cáncer de piel
  2. Ojo y glucosa (15/01/2015)
  3. Flatulencia y revisar el fondo de ojo
  4. Los rayos uva aumentan el riesgo de cáncer de piel
  5. Ojo seco
imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate