icono favoritos Añadir a favoritos
icono inicio Hacer página de inicio
Viernes 23 de Febrero del 2018

Noticias de salud

imprimir
 
Compartir en... Compartir en Google+

¡Cómo pez en el agua!

¿Quién ha dicho que la piscina es sólo para el verano? Las piscinas cubiertas de agua caliente nos ofrecen, también en invierno, una oportunidad de seguir manteniéndonos en forma, de relajarnos y de aprovechar de manera muy sana el tiempo libre.

NATACIÓN

Es una actividad física aeróbica que estimula y fortalece la capacidad respiratoria y del corazón. Ideal para personas que padecen enfermedades cardiovasculares. Se trabajan brazos, piernas y espalda sin tener que vencer la fuerza de gravedad, sin impactos ni movimientos bruscos, por lo que nadar es muy beneficioso para las personas con sobrepeso u obesas, y para quienes tienen lesiones de espalda, columna o cervicales. También es adecuado para perder peso y mantener un buen estado físico en general.

Si no sabes nadar, lo mejor es acudir a clases dirigidas por un monitor. Existen cursillos de natación adaptados a todas las edades, también para mayores.


AQUAEROBIC (aquagim o acuafitness)

Gimnasia de mantenimiento que se hace al ritmo de la música. Es una actividad sencilla y apta para todas las edades. Muy recomendable si te gusta hacer deporte en grupo.


HIDROTERAPIA

Así se suele denominar a los ejercicios específicos orientados a personas mayores, con fibromialgia o discapacidades. El agua permite trabajar todos los segmentos corporales con ejercicios ligeros, pero realizando un continuo esfuerzo. Por ello, es el agua el medio ideal para la recuperación de todo tipo de lesiones y operaciones, y como parte del tratamiento de enfermedades reumatológicas y óseas.

Un tipo más específico de hidroterapia es la dedicada a los problemas de espalda, con la que se pueden corregir desviaciones y aumentan el tono muscular de la zona dorsal y lumbar.

Los cursillos para embarazadas son otra modalidad. Ayuda a las futuras mamás a prevenir el sobrepeso, a tolerar mejor el embarazo, a estar mejor preparada para el parto y a tener una mejor recuperación después del alumbramiento.


¡LÁNZATE YA!

  • El ejercicio acuático permite la realización de movimientos, saltos y giros que en la superficie serían imposibles para muchas personas.
     
  • La posición horizontal facilita una mejor distribución del peso del cuerpo sin sobrecargar los músculos ni los huesos. La sensación de liviandad permite que las articulaciones se liberen y mejoren su movilidad.
     
  • La cálida temperatura y la presión del agua sobre el organismo tiene un efecto vasodilatador en el organismo, favoreciendo el riego sanguíneo. La ligera presión sobre los pulmones estimula la capacidad respiratoria.

 

Enlaces Relacionados

  1. Para evitar el estrés bebe agua
  2. Bebemos poca agua (26/05/2017)
  3. Parto en el agua
  4. Rosquillas con agua de azahar
  5. Agua mineral ¿Es mejor que la de grifo?
imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate