icono favoritos Añadir a favoritos
icono inicio Hacer página de inicio
Domingo 24 de Septiembre del 2017

Noticias de salud

imprimir
 
Compartir en... Compartir en Google+

Claves para detectar si un menor sufre “bullying”

Absentismo, apatía, irritabilidad, problemas de concentración, pesadillas o negación de los hechos son algunas de las claves que deben alertar a los adultos sobre la posibilidad de que el menor sufriendo acoso escolar, también conocido como “bullying”...

..., según ha informado el director científico de la Unidad de Personalidad y Comportamiento del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo, José Luis Carrasco.

"No es una broma, ni una irrealidad intangible. Los insultos, las humillaciones, la intimidación, las amenazas, la persecución, las miradas intimidatorias, las agresiones físicas, constantes y reiteradas en el tiempo persisten día a día en los centros escolares españoles", ha señalado el experto.

Y es que, desafortunadamente, la desprotección de los menores acosados, junto con la impunidad en la que se mueven los agresores, así como la falta de freno a tiempo y la carencia de abordaje psicológico de las víctimas, puede provocar que estos adolescentes se suiciden o acaben sufriendo secuelas psicológicas.

"Sabemos ya que esta forma de violencia aparece con una alta prevalencia detrás de trastornos como la depresión, el trastorno bipolar, los de la personalidad o los de la conducta alimentaria. Y este conocimiento nos ha impulsado a llevar a cabo un programa específico para el estudio y orientación del acoso escolar", ha argumentado el doctor.

DAÑOS EN LA AUTOIMAGEN PERSONAL

Además, prosigue, el acoso escolar produce un daño a veces irreparable a la autoimagen personal y al posterior desarrollo de la autoestima, por lo que en años posteriores a la adolescencia se verá traducido en forma de inseguridad personal, ansiedad y temor al fracaso social. "Sin duda, destruye los cimientos del desarrollo adolescente de la personalidad, dando lugar a personalidades frágiles y vulnerables sobre las que aparecen los trastornos de salud mental y el fracaso social", ha enfatizado.

Por ello, el doctor ha informado de que otros signos de la presencia de “bullying” son un descenso del rendimiento escolar, cansancio, insomnio, falta de apetito, problemas gastrointestinales, mareos, dolor de cabeza, nerviosismo, pesimismo, problemas de autocontrol, síntomas de pánico, ideas autolíticas y respuestas emocionales extremas.

Ahora bien, también es necesario detectar al acosador, para lo que el doctor Carrasco ha destacado la necesidad de comprobar si el menor utiliza los insultos con frecuencia, suele realizar acoso psicológico, tiene antecedentes de altercados y agresividad, conductas violentas, gestos violentos y discriminatorios, impulsividad, es líder de un grupo, tiene antecedentes familiar de violencia doméstica, falta autoestima, fracaso escolar, sentimiento de envidia e inferioridad, y necesidad de notoriedad.

Enlaces Relacionados

  1. Incontinencia urinaria: Las claves que te ayudan en verano
  2. Estreñimiento: Claves para ir como un reloj
  3. Claves para la memoria (30/06/2016)
  4. Las 30 claves para adelgazar de forma saludable
  5. Claves para estar sano
imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate