El reciclaje en casa

imprimir
 
 

EL RECICLAJE EN CASA
Reducir al máximo el consumo innecesario y desterrar la caduca idea de “usar y tirar”, favoreciendo todo lo que conlleve una mejor gestión de los bienes de consumo, reutilizando lo reutilizable, son comportamientos ecológicos que deben concluir con la recuperación y reciclado final de todo producto o elemento cuando ha llegado a su fin.
La casa, como organismo vivo que es, genera residuos de forma natural. Sin embargo, el actual modelo de vida, despilfarrador y antiecológico, conlleva una enorme producción de basuras en el hogar, que a la vez que exagerada es evitable.
De los 300 millones de toneladas de residuos que se producen anualmente en España, 25 corresponden a basura doméstica, y de ellas 4 millones de toneladas son residuos tóxicos y peligrosos como barnices, disolventes, pilas, aceites, etc.
Estos datos nos plantean una responsabilidad sobre la gestión de los residuos que no podemos eludir.

PRECICLAR
Los envases y los embalajes son la causa principal del crecimiento de las basuras domésticas. Realmente son un negocio para los fabricantes, pero conllevan un fuerte coste ambiental que acabamos pagando todos los habitantes del planeta.
Preciclar es evitar la basura potencial a la hora de realizar la compra, evitando envases, embalajes y envoltorios prescindibles, con sólo un cambio de hábitos aportaríamos el granito de arena necesario para propiciar un cambio general.

En este sentido:

  • Compraremos sólo lo necesario, porque así se generarán menos residuos.
  • Compraremos artículos hechos con buenos materiales y diseñados para que duren el máximo de tiempo.
  • Compraremos a granel siempre que podamos, evitando los productos envasados y las comidas preparadas, presentadas con envoltorios innecesarios.
  • Procuraremos no utilizar las bolsas de plástico que facilitan en las tiendas; las de papel son mejores, y todavía mejor es llevar el cesto o carro de casa.
  • Repararemos los objetos y los reutilizaremos siempre que sea posible, evitando el uso de los no reciclables.
  • Evitaremos los plásticos especialmente, ya que son muy difíciles de reciclar debido a las múltiples composiciones químicas que presentan.
  • Trataremos de tirar sólo lo reciclable.
  • Dejaremos de comprar los productos demasiado empaquetados. Si necesitamos comprarlos, preferiremos los envueltos en cartón, celofán y papel, que son biodegradables. Además, optaremos por tamaños familiares (botellas de 5 L frente a las de 1.5 L...).


    RECICLAJE
    El 80% de los residuos no tóxicos de la vivienda podrían reutilizarse o transformarse. Si así se hiciera, se reducirían en gran medida no sólo el despilfarro sino también los vertederos, un auténtico problema ambiental.
    Evidentemente, la necesidad de reciclaje es mucho más urgente en todos lo recursos no renovables.


Mariano Bueno
“El libro práctico de la casa sana”

imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate