icono favoritos Añadir a favoritos
icono inicio Hacer página de inicio
Viernes 24 de Febrero del 2017

Enfermedad Valvular

imprimir
 
 

Las válvulas cardíacas tienen la función fundamental de facilitar que el flujo de sangre a través de las distintas cavidades del corazón se establezca en una sola dirección. La alteración en la estructura de estas válvulas puede producir dos tipos principales de trastorno:

  1. Mal cierre, con el consiguiente paso de sangre en dirección contraria >> INSUFICIENCIA.
  2. Disminución en el orificio de paso de la sangre >> ESTENOSIS.

Como consecuencia de estas lesiones se producen alteraciones en las cavidades cardíacas debidas a la sobrecarga de volumen sanguíneo y de presión, lo cual desencadena diferentes grados de insuficiencia (ver información sobre insuficiencia cardiaca), que pueden instaurarse de manera más o menos rápida en función de cada persona. Puede estar afectada cualquiera de las cuatro válvulas existentes, y en muchas ocasiones se lesiona más de una en la misma persona.

CAUSAS

Aunque las alteraciones en la estructura de las válvulas pueden existir desde el nacimiento, la causa más frecuente en nuestro medio es la fiebre reumática, afección desencadenada tras una infección bacteriana (estreptococo) a través de complejos mecanismos inmunológicos y que puede provocar alteraciones en el corazón, las articulaciones, el sistema nervioso y otros órganos.

SÍNTOMAS

En un principio se sospecha la existencia de enfermedad valvular por la presencia de soplos en la auscultación cardíaca. Posteriormente la confirmación debe realizarse mediante un ecocardiograma.

TRATAMIENTO

Inicialmente el tratamiento de las enfermedades valvulares es el tratamiento de la insuficiencia cardíaca que provocan. Cuando el tratamiento médico no es suficiente, se puede plantear una corrección definitiva, existiendo distintas modalidades: 

  1. Valvuloplastias percutáneas: cuando el problema es de disminución en el orificio de paso (estenosis), puede intentarse la dilatación de este orificio mediante pequeños balones acoplados a catéteres que llegan al corazón tras introducirse habitualmente a través de los vasos femorales en la ingle. 
     
  2. Valvuloplastias quirúrgicas: accediendo directamente al corazón, se trata de reconstruir la estructura valvular dañada. 
     
  3. Sustitución valvular: en estas cirugías se recambia la válvula alterada por una prótesis que realiza su misma función. Las prótesis pueden ser biológicas (normalmente se utilizan tejidos de cerdo) o mecánicas. En este último caso existe mayor predisposición a formarse coágulos (trombos) en el interior de las cavidades cardíacas, por lo que es necesario administrar anticoagulantes orales (como el Sintrom©) de por vida. La elección del tipo de válvula a utilizar depende de la edad y de otras características de cada persona.

 

 


La información contenida en este texto es meramente informativa, ante cualquier duda, consulte con su médico de cabecera.

 

imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate