icono favoritos Añadir a favoritos
icono inicio Hacer página de inicio
Martes 26 de Septiembre del 2017

Asertividad

imprimir
 
 

La asertividad es un concepto relacionado con la habilidad para expresarnos, no solo en oposición si no también en aceptación. Pude estar relacionada con determinadas características de la personalidad, aunque no es una de la misma. A través de una serie de fórmulas conductuales y verbales, podemos modificar comportamientos que nos resultan molestos, conseguir determinados objetivos y derechos que nos corresponden en nuestra condición de ser humano. Aprender a decir "no", trabajar la capacidad para ofrecer y recibir cumplidos y favorecer las relaciones positivas con los demás, son los objetivos principales de la asertividad.

Cuando reconocemos y ofrecemos cumplidos ante la conducta adecuada o gratificante del otro, aumenta la probabilidad de que la repita en el futuro además de facilitar la relación de confianza aumentando la satisfacción mutua.

FORMAS DE RESPUESTA SOBRE LAS QUE PODEMOS ACTUAR

Ante determinadas situaciones cada persona tiene una forma de actuación diferente, algunas no muy beneficiosas o útiles a la hora de conseguir nuestros objetivos:

La inhibición

Inhibir de forma sistemática las opiniones, los deseos, las intenciones y la postura personal, puede evitar problemas con los demás pero nosotros tendremos un sentimiento de sumisión y frustración al no conseguir nuestros objetivos. Esta falta de comunicación puede provocar que le atribuyamos a la otra persona "malas intenciones" y no le damos la oportunidad de explicarse.

Conductas agresivas

Este tipo de respuesta puede llegar a ser satisfactoria en el primer momento, pero a largo plazo provocaremos temor en la otra persona que se sentirá sometida e inhibirá (o no) sus respuestas por temor a volver a ser agredida lo que provoca falta de confianza y se pone en peligro seriamente la relación.

Conducta improductiva

Es decir se intenta trasmitir la propia postura pero no se consigue y a la larga refuerza sentimientos de indefensión y frustración.

La alternativa a estos tipos de respuesta seria la asertividad, comunicamos tranquilamente nuestra postura respetando y aceptando los derechos de los demás, de esta forma nos sentiremos mejor con nosotros mismos aumentando la confianza y seguridad en nosotros mismos y en consecuencia nuestra autoestima.

CONCEPTO DE DERECHOS ASERTIVOS

Todos los seres humanos tienen derecho a decir y expresar lo que piensan y sienten sin olvidar que es aplicable a todas las personas que nos rodean.

Ud. tiene derecho a :

  • Cometer errores.
  • A tener su propio criterio y a poder cambiarlo.
  • A protestar ante un trato injusto.
  • A pedir una explicación o aclaración.
  • A no justificarse ante los demás.
  • A intentar cambiar lo que no le hace feliz.
  • A sentir y expresar dolor.
  • A pedir ayuda.
  • A recibir reconocimiento ante un esfuerzo o trabajo bien hecho.
  • A querer y poder estar solo, aún cuando los demás deseen su compañía.
  • A no hacerse responsable de los demás.
  • A no anticiparse y/o tener que intuir los deseos de los demás.
  • A que sus necesidades o deseos sean tan importantes como los de los demás.
  • A responder o no.
  • A ser tratado con dignidad.
  • A ser su único juez.
  • A pedir lo que quiere.
  • A pensar antes de actuar.
  • A hacer menos de lo que es capaz de hacer.
  • A decidir que hacer con su cuerpo, tiempo y propiedad.
  • A rechazar peticiones sin sentirse culpable o egoísta.
  • A hablar de sus problemas con la persona que quiera.
  • A no estar pendiente de la buena voluntad de los demás.  
  • Y sobre todo a hacer cualquier cosa mientras no vulnere los derechos de otras personas. 
  • Y sobre todo a hacer cualquier cosa mientras no vulnere los derechos de otras personas. 
  • Y sobre todo a hacer cualquier cosa mientras no vulnere los derechos de otras personas.

Es importante saber que cada situación tiene una respuesta asertiva diferente.

La comunicación verbal por el contrario tiene factores comunes para todas las respuestas y son:

La mirada, debe estar centrada en la persona a la que nos dirigimos con pausas ya que una mirada demasiado fija puede interpretarse como increpante y hostil.

La voz, será tranquila firme y convincente, sin hostilidad.

Los gestos no pueden ayudar a reforzar el mensaje que queremos trasmitir pero debemos intentar evitar gestos como señalar con el dedo que se suele interpretar como señal de acusación y evitar gestos agresivos.

En cuanto a la comunicación verbal comprender al otro no significa estar de acuerdo con el, lo que supone un esfuerzo extra, por lo que, si es necesario se pedirán aclaraciones hasta conseguir entender su punto de vista.

Ante desacuerdos verbales es útil emplear frases como "no estoy de acuerdo con esto..." o "no voy a seguir aceptando esto..."

Cuando alguien se enfrenta asiduamente a una conducta que resulta molesta, tiene la posibilidad de pedir que deje de hacerlo y adopte otra nueva en su lugar. Para ello podemos seguir los siguientes pasos:

  • Decidir en primer lugar si se desea o no hacer la petición.
    en primer lugar si se desea o no hacer la petición.
  • Pensar en que, cuando y como se dirá, es mejor esperar a que pase el momento en que se produce para no dejarnos llevar por el malestar que en ese momento sentimos, además de que es preferible hacerlo en el momento en el que pueda mantenerse la atención y hacerlo sin gente ajena al problema.
  • A la hora de describir la conducta que nos molesta evitar las descalificaciones personales y la atribución de intenciones (p. ej. " eres un egoísta" o " tu haces eso porque quieres que yo...", esto solo hace que la otra persona lo interprete como un ataque e intente defenderse con sus propias acusaciones.
  • Expresar por qué se siente mal ante esos comportamientos.
  • Hacer ver a la otra persona que comprendemos su punto de vista aunque no estemos de acuerdo, con esto se logra que nos escuchen y estén dispuestos a modificar la conducta que nos desagrada. Ofrecer al mismo tiempo las ventajas que podría suponer el cambio que proponemos (p.ej. "se que estas cansado, pero es responsabilidad de los dos compartir las tareas de la casa y así tendríamos más tiempo para estar juntos").
  • La petición debe hacerse en términos positivos (p. ej. sustituir "nunca me escuchas" por " me gustaría mucho que me escuchases") aunque debe ser clara, directa y con posibilidad de negociación por ambas partes.
  • en primer lugar si se desea o no hacer la petición.

Por otro lado es también importante aprender a escuchar y aceptar las críticas de una forma constructiva:

  • Debemos intentar comprender la critica y centrarnos en el mensaje principal intentando evitar defendernos o ir más allá de lo que se nos está diciendo.
  • Debemos dejar a la otra persona que se explique, cuando haya terminado podrá pedir disculpas y sin justificarse dar información sobre la causa de su comportamiento y si esta dispuesto a modificarlo.
  • Si realmente lo que le ha molestado es algún aspecto en la forma de efectuar la crítica, pida una modificación a la hora de volver a formular alguna en lo sucesivo.

Estas pautas de comportamiento están encaminadas a fomentar el diálogo en nuestras relaciones y evitar abusar de la agresividad y hostilidad en la que, en demasiadas ocasiones, nos hayamos inmersos sea cual sea el entorno en el que nos encontremos. Algunas personas, tienen serios problemas a la hora de relacionarse con los demás. Hemos hablado anteriormente de la importancia de pedir ayuda y en este caso, los profesionales de la psicología, son las personas que mejor pueden contribuir a solucionar estos problemas.

imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate