Imprimir esta página

Dermatitis atópica

La padece casi el diez por ciento de la población española, y su incidencia ha crecido en las últimas décadas debido, sobre todo, a factores ambientales. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo…

1. ¿Qué es?

Es una enfermedad crónica de la piel que cursa con erupciones, sobre todo en los bebés, sequedad y descamación. El síntoma principal es el prurito, un picor tan intenso que lleva al paciente a rascarse, produciéndose a menudo lesiones en la piel.

2. ¿Qué la origina?

Aún no se conocen sus causas a ciencia cierta. Los pacientes con dermatitis atópica tienen una piel muy sensible al sudor, las sustancias irritantes o los gérmenes. Ante estos agentes, los linfocitos encargados de la defensa de la piel reaccionan, por ejemplo, con picor y alterando las sustancias grasas de la piel, resecándola.

3. ¿Es hereditaria?

La dermatitis atópica tiene un componente genético: si uno de los padres padece la enfermedad, el hijo tiene un 40 por ciento de probabilidades de sufrirla también. Si son los dos progenitores los que la padecen, el riesgo de que el niño también sufra dermatitis atópica se incrementa hasta el 80 por ciento.

4. ¿Es grave?

En la mayoría de los casos, no. La enfermedad se manifiesta en brotes, y en algunos casos estos pueden ser más extensos, lo que requiere el ingreso del paciente en el hospital para que sea controlado. Eso sí, los enfermos de dermatitis atópica suelen sufrir asma y alergias estacionales.

5. Factores que la empeoran

El polen, el moho, los ácaros del polvo o estar en contacto con animales puede agravar los síntomas de la dermatitis, igual que el resfriado, estar en contacto con materiales irritantes o ásperos o los perfumes y los tintes que se añaden a los jabones.

6. Cuidado con el estrés

El estrés y la ansiedad pueden hacer que los síntomas de la dermatitis atópica empeoren. Por eso, a veces tratar la enfermedad implica también tratar las causas del estrés.

7. Ojo con la alimentación

Algunos alimentos pueden agravar los síntomas de la dermatitis atópica. Hay que evitar todos aquellos que puedan producirnos reacciones alérgicas. Lo mejor es consultar con el alergólogo.

8. ¿Cómo se trata?

No existe cura para la dermatitis, pero se pueden controlar los síntomas evitando los factores adversos y guardando unas pautas de higiene e hidratación de la piel. Nunca deben usarse jabones irritantes, y la ducha debe ser corta y con agua templada.

9. La hidratación, fundamental

Los pacientes con dermatitis deben llevar a rajatabla una rutina diaria de hidratación de la piel con cremas lo más grasas posibles, evitando aquellas que contengan colorantes, perfumes e ingredientes irritantes en su composición, ya que podrían agravar los síntomas.

10. Tratamientos más fuertes

Si el paciente sufre un brote o una dermatitis grave, el médico puede indicar una crema con corticoides para reducir la inflamación y el picor de la piel. En algunos casos son necesarios tratamientos con fármacos orales. También puede ser conveniente tomar antihistamínicos para disminuir el picor en la piel.

Artículos relacionados

El presente sitio web utiliza cookies, propias y de terceros, para la mejora de nuestros servicios y de su experiencia como usuario, así como para ofrecerle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.