icono favoritos Añadir a favoritos
icono inicio Hacer página de inicio
Sábado 16 de Diciembre del 2017

Tu salud al día

imprimir
 
Compartir en... Compartir en Google+
Prevenir los males del verano: Otitis, cistitis y conjuntivitis

Son las infecciones que llenan las urgencias en las vacaciones, pero no hay que alarmarse. Te contamos cómo se producen y qué puedes hacer para evitarlas. ¡Anota!...


OTITIS

¿QUÉ ES?

Se produce cuando los oídos se inflaman a causa de una infección. Dependiendo de la zona del oído afectada el grado y el tipo de otitis varía, pero sus síntomas son siempre los mismos: una profunda y continua molestia y, en algunos casos, fiebre y supuración. Lo peligroso de las infecciones de oído es que se desarrollan rápidamente y, además de causar mucho dolor en el paciente, hay ocasiones en las que, si bien dura mucho tiempo o no se ha curado correctamente, pueden generar otitis crónica.

¿CÓMO EVITARLO?

Para ayudar a prevenir este mal tan doloroso tenemos que cuidar ciertos factores. En primer lugar deberíamos esforzarnos en mantener una buena higiene y evitar el contacto directo con ciertos elementos que pueden provocarle una infección como son las manos sucias o el humo del tabaco. Y en esta época del año es fundamental que a la hora de meternos en el agua lo hagamos poco a poco, no bruscamente. Tampoco hay que olvidarse de secarnos bien los oídos al salir.

TRATAMIENTO

En muchos casos la otitis puede desaparecer por sí sola, sin necesidad de recurrir a medicamentos. En otros, su curación requiere medidas específicas. Lo más común es que, al tratarse de una infección, sea necesaria la ingesta de antibióticos. En ciertos casos en los que el oído presenta una sintomatología más grave, puede llegar a precisar tratamiento quirúrgico. Lo aconsejable es que a las primeras molestias acudas al médico para que te diagnostique debidamente.

 

CISTITIS

¿QUÉ ES?

Es la inflamación que afecta a la vejiga. Ocurre por la presencia de gérmenes en la orina. Habitualmente se trata de bacterias, pero en ciertas ocasiones los causantes pueden ser hongos o algún tipo de virus. Es más frecuente en las mujeres y sus síntomas son dolores de abdomen, micción frecuente y sensación de ardor al orinar.

¿CÓMO EVITARLO?

Cuidando algunos hábitos rutinarios. Lo más importante es beber mucha agua (al menos 1'5 litros al día) para que el conducto urinario se renueve con frecuencia y evite la acumulación de bacterias. También es aconsejable huir de los excitantes (como la cafeína, el tabaco y el alcohol). Para evitar la proliferación de microbios, utiliza ropa interior de algodón y prendas holgadas. En esta época del año debemos tener cuidado con las piscinas y la humedad en el traje de baño (proliferan las bacterias).

TRATAMIENTO

Ante los primeros síntomas de infección, el remedio casero que mejor funciona es hidratarse mucho. De esta forma, al renovar el líquido de tu vejiga, conseguirás limpiarla y eliminar aquello que esté causando la cistitis. También es importante que orines cuando lo necesites, que apliques calor en la zona para reducir el dolor y que extremes la higiene, sobre todo a la hora de mantener relaciones sexuales.

 

CONJUNTIVITIS

¿QUÉ ES?

Es la inflamación que afecta a la conjuntiva del ojo, la membrana que lo cubre. Puede ser generada por diversos factores externos como bacterias, virus, alergias o productos químicos. Los principales síntomas de esta infección ocular son: fuerte molestia y sensación de ardor en el ojo, enrojecimiento y lagrimeo constante.

¿CÓMO EVITARLO?

Existen dos tipos de conjuntivitis: infecciosa y no infecciosa. La primera puede ser causada por un virus o bacteria y es extremadamente contagiosa. Por eso debemos evitar el contacto con las personas infectadas. La segunda puede producirla una alergia, una irritación química o enfermedades inflamatorias. En cualquier caso, existe una serie de recomendaciones que conviene seguir para evitar padecer esta enfermedad tan incómoda para nuestra vista. Lávate las manos con frecuencia, cambia las fundas y sábanas cada cierto tiempo, no compartas toallas con otras personas, protege tus ojos del sol, nada siempre con gafas en la piscina y no te frotes los ojos después de tocar dinero o la barra del autobús, por ejemplo.

TRATAMIENTO

También hay una serie de remedios caseros que pueden ayudarnos a calmar las molestias causadas por esta infección. Una de ellas es aplicar paños mojados fríos en los ojos. Aunque lo correcto y más eficaz es acudir lo antes posible a un oftalmólogo para que nos recete unas gotas o pomada para aplicar en la zona o un antialérgico. Es muy importante que no nos automediquemos, ya que podríamos empeorar considerablemente el estado de nuestra vista.

 

Para saber más:

  • COMPLICACIONES: En personas enfermas de cáncer, la infección de la conjuntivitis puede llegar a generar problemas de visión.
     
  • MEJOR RESULTADO: Si dejamos de utilizar lentillas hasta que la infección se radique por completo, contribuiremos a que el proceso de recuperación sea más rápido.
     
  • USO APROPIADO: No conviene abusar de los colirios. Lo adecuado es utilizarlos únicamente bajo prescripción médica o correremos el riesgo de que en un futuro no respondamos igual ante ellos.
     
  • MEDICINA NATURAL: ¿Sabías que la miel de abeja funciona como un antiinflamatorio natural muy efectivo? Mézclala con agua y aplícala en la zona.
     
  • HIGIENE A RAYA: La conjuntivitis podría evitarse si impidiéramos el contagio de unos a otros. La mejor manera de ayudar a prevenir la prolongación de esta infección es siendo especialmente limpios y cuidadosos.

 

EN VERANO ESTE TIPO DE ENFERMEDADES SE CONTAGIAN CON MÁS FACILIDAD POR LO QUE DEBEMOS SER ESPECIALMENTE CUIDADOSOS.

 

Enlaces Relacionados

  1. Incontinencia urinaria: Las claves que te ayudan en verano
  2. 12 trucos para no engordar en verano
  3. ¿Has engordado en verano? (31/08/2017)
  4. Recuperar el equilibrio tras las vacaciones
  5. Legumbres en verano
imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate