icono favoritos Añadir a favoritos
icono inicio Hacer página de inicio
Domingo 22 de Octubre del 2017

Tu salud al día

imprimir
 
Compartir en... Compartir en Google+
¡Donar sangre, donar vida!

Al contrario de lo que uno puede pensar cuando ve las películas de acción, no hace falta tener un accidente muy grave para poder requerir una transfusión de sangre, una donación de vida. La sangre, ingrediente vital para nosotros, no puede fabricarse, tan solo se puede obtener a partir de otra persona, un donante.

1. ¿Qué es?

La sangre es ese líquido rojo encargado de llevar la vida a todas las partes de nuestro cuerpo. Sin ella, nuestros órganos no podrían obtener el oxígeno y los nutrientes que necesitan para sobrevivir y funcionar.
Cinco litros. Esa es, aproximadamente, la cantidad de sangre que corre por nuestras venas. Equivale a cinco briks de leche, o a dos botellas y media grandes de refresco.


2. ¿Quién puede donar sangre?

Para ser donante basta con tener más de 18 años, pesar más de 50 kilos y disfrutar de un buen estado de salud. La donación se puede hacer sin problema aunque se esté en uno de estos supuestos:

  • Si tienes la menstruación.
  • Si tomas anticonceptivos orales o has tomado aspirina y antiinflamatorios (aunque en este caso deberás avisar al médico o enfermera que te atienda).
  • Tienes hipertensión arterial, incluso con medicación, siempre que en el momento de la donación sus niveles estén correctos.
  • Si tienes alergia a los antibióticos.
    En todo caso, antes de la donación el médico o la enfermera siempre decidirán en última instancia tras el reconocimiento oportuno.

No puedes donar temporalmente…

  • Si te has sometido a una intervención quirúrgica. En este caso, deberás esperar de tres a seis meses, y hasta un año si has recibido una transfusión.
  • Si te has vacunado recientemente de la gripe deberás esperar tres días. Si la vacuna es de hepatitis, espera siete días. Tras haberte hecho tatuajes o piercings, debes esperar cuatro meses.
  • Si has visitado países tropicales deberás esperar un año.
  • Durante el embarazo no se puede donar, y después hay que esperar tanto tiempo como haya durado el mismo.


3. ¿Cómo se realiza la donación?

Es un procedimiento sencillo y no doloroso. Toma nota:

  • Para donar deberás llevar contigo el DNI o documento equivalente.
  • Un médico o una enfermera te realizará una valoración clínica en la que te informará al detalle de los factores por los que podrían excluirte de forma temporal o definitiva. Además, te tomará la tensión arterial y el pulso, y te realizará una prueba de hemoglobina para detectar si tienes algún tipo de anemia.
  • Es conveniente no donar en ayunas.
  • Tienes que ponerte en una posición lo más cómoda posible, habitualmente en una silla especial o sobre una camilla. En primer lugar, se limpia la zona a pinchar de uno de los brazos con alcohol o con una solución antiséptica. Luego, un enfermero inserta una aguja estéril en una vena, conectada a una bolsa para recoger la sangre. La donación de una unidad de sangre (una bolsa) dura unos diez minutos.
    Se extraen al donante 450 ml de sangre, así como varios tubos para realizar diversos análisis (grupo sanguíneo, detección de enfermedades infecciosas, etc.).
    El resultado de estos análisis te será remitido por correo con plenas garantías de confidencialidad y te permitirá disponer de una valoración de tu salud.


4. ¿En qué situaciones no se puede donar sangre?

Solo en casos muy concretos no es posible la donación de sangre. Dichos supuestos son los siguientes:

  • Enfermos de hepatitis B o C, VIH/sida, sífilis y todas aquellas enfermedades que se transmiten por la sangre.
  • Personas que conviven en el mismo domicilio con enfermos de hepatitis B o C.
  • Diabéticos insulinodependientes.
  • Epilépticos.
  • Personas que padecen enfermedades graves o cuyo estado de salud actual es deficiente.


5. ¿Qué precauciones hay que tener después de la extracción?

Tras descansar entre 10 y 15 minutos y tomar un refrigerio, el donante estará en condiciones de retomar sus actividades habituales, aunque deberá evitar los esfuerzos intensos durante el resto del día. Asimismo, es recomendable:

  • No fumar en las dos horas posteriores.
  • Beber mucho líquido (nunca alcohol).
  • No hacer ejercicio físico intenso ni manejar maquinaria pesada en 12 horas.
  • No coger peso con el brazo en el que se ha realizado la extracción.


6. Donar en cifras

  • Es posible donar sangre cada dos meses (con un máximo de cuatro veces al año los varones y tres veces al año las mujeres).
  • En una intervención quirúrgica se pueden requerir ¡hasta 20 donaciones!
  • En un accidente de tráfico se pueden necesitar ¡hasta 30 donaciones!
  • Con una sola donación podemos ayudar a tres personas.
  • Los hospitales tienen establecidas unas reservas de componentes sanguíneos según su número de camas y nivel asistencial, y estas deben mantenerse para garantizar su actividad diaria. Para conseguirlo se necesitan ¡unas 800 donaciones diarias!
     

- Redacción Saber Vivir Comunicación -

 

Enlaces Relacionados

  1. Una exposición que resalta la importancia de donar médula
  2. Hemorroides, que no frenen tu vida
  3. Donar médula es regalar vida (08/06/2017)
  4. Tratar la hipertensión mejora la esperanza de vida
  5. Composiciónde la sangre y otitis
imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate