icono favoritos Añadir a favoritos
icono inicio Hacer página de inicio
Martes 26 de Septiembre del 2017

Noticias de salud

imprimir
 
Compartir en... Compartir en Google+

Pelo fuerte, salud de hierro

Un pelo abundante, fuerte y brillante nos indica que estamos sanos, mientras que un pelo escaso, débil y estropeado puede ser una señal de enfermedades, mala alimentación y problemas de la piel y el cuero cabelludo...

El pelo es una de nuestras cartas de presentación más importantes, y tenemos que cuidarlo tanto por cuestión de imagen como por razones de salud.


LIMPIEZA DEL CABELLO

No olvidemos que el cuero cabelludo transpira, y el sudor se mezcla con la suciedad ambiental, tapando los poros y los folículos pilosos, por lo que el pelo se debilita y cae con facilidad.

Lo recomendable es lavar el cabello, al menos, dos o tres veces por semana. Si es muy graso, es mejor lavarlo todos los días, pues se ensuciará más. Usaremos un champú suave en pequeñas cantidades, bien distribuido por todo el cabello. Si el pelo es seco, podemos usar un acondicionador en las puntas, que le aportará hidratación. Un buen aclarado es importante: usa agua tibia –no muy caliente– para evitar la aparición de grasa y que el pelo se estropee. Para que se rompa menos, no lo cepilles muy mojado; sécalo antes con una toalla. Y para desenredarlo, usa un peine de púas anchas.


EN LA PELUQUERÍA

No debemos abusar de los secadores, rulos, tintes y mechas, permanentes… sobre todo si tenemos un pelo fino y frágil, porque son tratamientos muy agresivos para el cabello. Lo mejor es optar por productos específicos y de calidad, sin olvidar, en cualquier caso, usar mascarillas o productos de protección para mejorar la salud de tu cabello. Los peluqueros son profesionales del cuidado del pelo; aprovecha la oportunidad para consultarles tus dudas, pero no dejes de ir al dermatólogo si tienes algún trastorno serio y recurrente.
 

EN VERANO

El sol, la playa y la piscina son los mayores enemigos de nuestro cabello en la temporada veraniega. Cuando nos bañemos, es imprescindible aclarar el pelo con agua dulce para que el cloro de la piscina o la sal del mar no lo dañen. Para protegerlo del sol, ponte una gorra, un pañuelo o un sombrero. Y después del verano, córtalo: crecerá más sano y con más fuerza, y en otoño se caerá menos.


STOP A LA CAÍDA

El cabello se cae con más frecuencia en el cambio de una estación a otra, si bien es cierto que algunas personas tienen más tendencia a ello. Para evitar esta caída:

  • No te toques demasiado el pelo, ni te rasques, lávalo con un champú específico, según sus características (pelo seco, pelo graso…). Tampoco es bueno que abuses de las coletas ni de los recogidos por mucho tiempo, y nunca duermas con ellos. 
  • Cuida tu alimentación: para darle fuerza, toma más vitaminas del grupo B, presente en la carne, el pescado y las verduras. Y para que brille, más vitamina E, que nos aportan los cereales y los huevos. 
  • Un hábito que fortalece el pelo es cepillarlo a diario, al levantarte y al irte a dormir.
     

El agua del mar y de la piscina reseca y debilita el cabello. Acláralo abundante con agua dulce después de cada baño.

 

 

Enlaces Relacionados

  1. Un láser de baja intensidad para solucionar los problemas de caída de pelo
  2. Refrescos: ¿Son peligrosos para la salud?
  3. La salud de los niños (18/09/2017)
  4. - La salud bucal de la embarazada puede afectar al recién nacido (publi)
  5. Color de orina y cepillado de pelo
imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate