icono favoritos Añadir a favoritos
icono inicio Hacer página de inicio
Miércoles 22 de Noviembre del 2017

Noticias de salud

imprimir
 
Compartir en... Compartir en Google+

Para evitar el estrés bebe agua

Quizá nunca habías caído en la cuenta de lo importante que es una buena hidratación para que tu mente rinda al cien por cien durante todo el día. El agua mineral natural te ayuda a conseguirlo.

Estos días, el verano da sus últimos coletazos y todos entramos ya de lleno en la vorágine de la nueva temporada: los niños vuelven al cole, y los adultos regresamos al trabajo y a las rutinas cotidianas. El estrés no tarda en aparecer, porque las tareas se nos acumulan y nos falta tiempo para todo. No podemos dejar que ese estrés se escape a nuestro control, porque cuando se hace agudo no solamente nos agota psíquicamente: también puede afectar a la salud de nuestro organismo, produciendo tensiones musculares, dolores de cabeza y hasta debilitando nuestro sistema inmunológico, lo que puede ser una puerta abierta a enfermedades de todo tipo.


SI NOS FALTA LÍQUIDO…

Además del nerviosismo cotidiano, existe otro factor que contribuye a la aparición del estrés y que no es muy conocido: la deshidratación. Según un reciente estudio, el agua y el estrés se encuentran estrechamente conectados, ya que todos los órganos de nuestro cuerpo necesitan de agua suficiente para cumplir con sus funciones. Cuando estamos deshidratados, el metabolismo se altera y puede causar más estrés. Además, según esta investigación, la falta de agua podría aumentar los niveles de cortisol, una hormona que desencadena el estrés.


CON ESTRÉS BEBEMOS MENOS

Cuando estamos estresados, el corazón late más rápido y la respiración se intensifica, por lo que el cuerpo necesita más líquido. Sin embargo, el estrés nos hace olvidar las necesidades de nuestro cuerpo; es decir, olvidamos beber agua y, como consecuencia, aumenta el estado de nerviosismo y tensión en el que estamos inmersos. En cambio, si nos mantenemos hidratados correctamente, podemos controlar y reducir ese estrés. Gracias al agua, cuerpo y mente se reequilibran.


TENEMOS QUE HIDRATARNOS

En situaciones estresantes, es habitual que recurramos al café o a los aperitivos fritos, los frutos secos o los caramelos, que aparentemente calman ese estado transitorio de ansiedad, pero que en realidad tienen un efecto contrario, pues incluso pueden aumentan las probabilidades de que aumente el estrés. Además, un exceso de estos alimentos es perjudicial: el café, por la alta dosis de cafeína que contiene, y las chucherías, por su alto contenido en grasas, sal o azúcar. Por otro lado, los fumadores siempre tienden a aumentar su consumo de cigarrillos en momentos de nervios, y de sobra sabemos lo perjudicial que es este hábito para la salud.

Un consejo muy sencillo para controlar los nervios y vencer el estrés es beber agua. Pero no es suficiente con beber un vaso de agua en esos momentos de nerviosismo, sino que hay que hacerlo durante todo el día (un mínimo de dos litros diarios, según la OMS), para mantener constante la cantidad de líquido en el cuerpo y así mantener nuestra mente despierta y activa, además de satisfacer otras necesidades fisiológicas; entre ellas, las siguientes:

  1. Ayuda al transporte de nutrientes, vitaminas, minerales y oligoelementos a las células.
     
  2. Es necesaria para la regulación de la temperatura corporal y para el correcto funcionamiento de los órganos.
     
  3. Es fundamental para una adecuada hidratación de la piel y para la eliminación de toxinas.
     
  4. Ayuda al riñón en sus funciones de filtrado, consiguiendo una mayor limpieza interior.
     

AGUA MINERAL, LO MÁS NATURAL

  • Tomar agua mineral supone tener la mejor agua que la naturaleza pone a nuestro alcance. Llega al consumidor con la misma pureza y riqueza mineral y las mismas propiedades saludables que tiene en la naturaleza, ya que no necesita ningún tratamiento previo para su consumo.
     
  • Las aguas minerales son un producto natural con efectos saludables, ya que aportan minerales esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Es la forma más natural y sana de hidratarnos.


Las aguas minerales naturales tienen su origen en un estrato o yacimiento subterráneo. Se caracterizan por su pureza, por su contenido en minerales y oligoelementos y por no requerir ningún tratamiento para su envasado.


¿Estudias o trabajas? ¡Hidrátate!

Los estudiantes tienen un enorme desgaste mental y físico que pueden llevar fácilmente al estrés, sobre todo en este comienzo de curso, cuando tienen que ponerse al día y volver a retomar el ritmo de las clases, y, cómo no, en época de exámenes. También la jornada laboral de muchos trabajadores supone tensiones, nervios y situaciones estresantes.

Beber agua a lo largo de todo el día ayuda a mantener el estrés bajo control, y para ello, siempre hay que contar con agua disponible en la cartera, en la oficina y en cualquier otro lugar donde vayamos.

Los expertos recomiendan beber de un dos a tres litros de líquido al día, preferentemente agua. Además de hidratar al organismo, el agua ayuda a resistir la tentación del café o los alimentos ricos en calorías y grasas.


La Organización Mundial de la Salud recomienda beber de dos a tres litros de agua diarios.

 

 

Enlaces Relacionados

  1. Valeriana: La ayuda más natural contra el estrés
  2. ¡Tranquilo corazón! El estrés altera tu ritmo
  3. El estrés y el aparato digestivo (23/02/2016)
  4. Aceites esenciales para combatir el estrés
  5. Rosquillas con agua de azahar
imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate