Noticias de salud

imprimir
 
Compartir en... Compartir en Google+

La meditación consciente alivia el dolor lumbar crónico

La meditación durante mucho tiempo ha sido practicada como una manera de calmar la mente y, posiblemente, alcanzar la iluminación...

Ahora, una nueva investigación llevada a cabo por el “Group Health Research Institute” muestra que calmar la mente puede ser una alternativa no farmacológica para ayudar a disminuir el dolor lumbar crónico.

Un equipo de investigadores del “Group Health Research Institute”, una división de “Health Group”, en Estados Unidos, exploró alternativas a la medicación para el dolor en el tratamiento del dolor de espalda baja, un trastorno crónico y costoso que afecta a ocho de cada diez estadounidenses en algún momento de sus vidas.

Los investigadores compararon un tipo específico de meditación llamada reducción del estrés basada en la atención (MBSR, por sus siblas en inglés) junto con la terapia cognitivo conductual, una especie de terapia de conversación, para ver si estas intervenciones podrían aliviar el dolor. Los resultados fueron alentadores, según el líder del estudio Daniel Cherkin, investigador principal del “Group Health Research Institute”.

"Estamos constantemente buscando formas nuevas e innovadoras de ayudar a nuestros pacientes --señala Cherkin--. La investigación sugiere que el entrenamiento del cerebro para responder de manera diferente a las señales del dolor puede ser más efectivo --y durar más-- que la terapia física tradicional y los medicamentos".

El entrenamiento en MBSR llevó a mejoras significativas de actividad y dolor crónico de espalda baja a los seis meses y un año de MBSR, según un ensayo controlado aleatorio en el que participaron cerca de 350 pacientes en “Group Health”, publicado en “Journal of the American Medical Association”.

BENEFICIOS DE OBSERVAR, RECONOCER Y ACEPTAR

El MBSR se está volviendo cada vez más popular y más disponible en Estados Unidos. Se trata de un entrenamiento de observación, reconocimiento y aceptación de los pensamientos y los sentimientos, incluido el dolor. La formación también contempla algunas posturas de yoga fáciles para ayudar a los participantes a ser más conscientes de sus cuerpos.

"Estamos muy contentos con estos resultados, ya que el dolor lumbar crónico es un problema muy común y puede ser discapacitante y difícil de tratar", afirma el doctor Cherkin. En los últimos años, agrega, Estados Unidos ha estado gastando más dinero en tratamientos para el dolor de espalda, con peores resultados en relación a la cantidad de dolor de espalda y a cómo interfiere en sus vidas.

   El estudio incluyó a 342 pacientes de “Group Healt” de 20 a 70 años, cuyo dolor lumbar había durado al menos tres meses y no podía atribuirse a una causa específica. Los participantes del ensayo fueron asignados aleatoriamente a uno de los siguientes tres grupos: los dos primeros grupos recibieron formación en ocho sesiones de grupo semanales de dos horas, además de cualquier atención que eligieron de manera independiente del estudio. Uno de estos grupos recibió entrenamiento en MBSR y el otro en terapia cognitivo conductual (TCC). El tercer grupo recibió sólo su atención habitual.

   En comparación con el grupo que recibió la atención habitual, los participantes de ambos grupos, MBSR y TCC, fueron significativamente más propensos a experimentar (al menos un 30 por ciento) mejorías clínicamente significativas sobre la línea de base en las limitaciones funcionales y en cómo les molestaba el dolor de espalda.

   La proporción de participantes con estas mejoras fue similar, sin diferencias significativas, entre los grupos de meditación y TCC en cada punto temporal: uno, dos, seis meses y al año después de inscribirse en el estudio. La atención habitual es cualquiera que estuvieran haciendo los pacientes para su dolor de espalda cuando no estaban en el estudio, incluyendo medicamentos y terapia física, pero no la meditación consciente o terapia cognitiva conductual.

   Antes de este ensayo, la atención de otras investigaciones habían demostrado ayudar al dolor de espalda en los adultos mayores, pero nunca había se gabía probado en adultos jóvenes o de mediana edad. La TCC, que fue desarrollada para tratar la depresión, también había resultado previamente eficaz para el dolor de espalda en una variedad de grupos de edad. La TCC entrena a las personas a replantearse su forma de pensar acerca del dolor para que puedan gestionarlo con más éxito y cambiar sus comportamientos, como la falta de ejercicio, que contribuyen al dolor continuo.

   "No estamos diciendo “Todo está en tu mente” -matiza el doctor Cherkin--. Más bien, como ha demostrado la investigación reciente del cerebro, la mente y el cuerpo están íntimamente entrelazados, incluso en la forma en que perciben y responden al dolor. Tanto la atención como la TCC implican el cerebro, así como el cuerpo. Hemos encontrado que estos enfoques eran igual de útiles para las personas con dolor de espalda crónico al igual que otros tratamientos eficaces para el dolor de espalda". También tenían beneficios más duraderos y son más seguras que muchas otras opciones de tratamiento.

   "Nuestros hallazgos son importantes porque se suman a la creciente evidencia de que el dolor y otras formas de sufrimiento implican la mente, así como el cuerpo -- agrega--. Una mayor comprensión y aceptación de la conexión mente-cuerpo va a proporcionar a los pacientes y los médicos nuevas oportunidades para mejorar la vida de las personas con dolor de espalda crónico y otras condiciones difíciles que no siempre son manejadas de manera efectiva con los tratamientos físicos".

 

Enlaces Relacionados

  1. Las personas que hacen meditación tienen más materia gris en el cerebro
  2. Dolor de cabeza y bruxismo (23/02/2018)
  3. Combatir el dolor mediante magnetoterapia
  4. Dolor y fatiga crónica
  5. Asociación de Dolor Pélvico Crónico
imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate