icono favoritos Añadir a favoritos
icono inicio Hacer página de inicio
Sábado 16 de Diciembre del 2017

Noticias de salud

imprimir
 
Compartir en... Compartir en Google+

Hipotiroidismo: Cuando falla el metabolismo

El tiroides es una glándula localizada en la parte anterior del cuello donde se fabrican las hormonas tiroideas. El ritmo de producción de esta “fábrica” está controlado por otra hormona, llamada TSH (hormona estimulante del tiroides), cuya función es que las hormonas tiroideas estén en los valores adecuados.

Un “tira y afloja” hormonal

Si el tiroides comienza a fallar, el cuerpo trata de decirle que trabaje más, y para eso aumenta la cantidad de TSH. A veces con esto es suficiente para mantener los niveles de hormonas tiroideas dentro de la normalidad. Sin embargo, en otras ocasiones, y a pesar de todo este esfuerzo, las hormonas tiroideas comienzan a disminuir, dando lugar a la aparición de síntomas y a lo que se conoce como hipotiroidismo.

La presencia de síntomas como cansancio, intolerancia al frío, apatía, depresión, piel seca, cabello seco y quebradizo, aumento de peso, estreñimiento y somnolencia excesiva hacen que el médico comience a sospechar que algo no marcha bien. Con un simple análisis de sangre puede conocer los niveles de TSH, porque, como apuntábamos antes, si hay niveles altos de esta hormona es porque el tiroides no está funcionando bien. Si su valor está por encima de 5mU/l, hay que mirar entonces los valores de la T4 libre (hormona tiroidea). Si la T4 libre está baja también, se confirmaría el hipotiroidismo.


A veces no está claro

Es preciso señalar que en algunas ocasiones, y especialmente en el caso de las personas mayores, el hipotiroidismo puede pasar inadvertido, ya que los síntomas pueden no ser tan evidentes o ser atribuidos al envejecimiento. Por tanto, debemos estar atentos y acudir al médico ante cualquier duda, ya que un diagnóstico y un tratamiento adecuado consiguen mejorar la calidad de vida.


¿Cómo se trata?

El hipotiroidismo se trata con levotiroxina. El médico prescribirá la dosis adecuada y, mediante revisiones cada cuatro o seis semanas, irá ajustándola cuando sea necesario. Es importante que siempre consultemos con él cualquier modificación de la pauta de tratamiento establecida. Una vez alcanzada la dosis de mantenimiento, el control analítico puede hacerse una vez al año. Si el hipotiroidismo es permanente, este tratamiento es de por vida.


¿Y si el cuerpo se autorregula sólo?

Hemos visto que cuando el tiroides comienza a fallar, la hormona que controla la función del tiroides aumenta para tratar de compensar este fallo.

Hay casos en los que vemos que existe aumento de TSH con hormonas tiroideas normales. Esto se debe a los mecanismos de compensación del organismo. Es lo que se conoce como hipotiroidismo subclínico. Se llama “subclínico” porque en la mayoría de las ocasiones no hay síntomas, aunque no es raro que se manifieste cansancio, debilidad muscular, estreñimiento, piel seca, pérdida de memoria o lentitud mental.


¿Hará falta un tratamiento?

La pregunta que surge inmediatamente es si al tener las hormonas tiroideas normales, es preciso el tratamiento. La respuesta la dará el médico endocrino en función de las características de cada caso. El hipotiroidismo subclínico puede evolucionar a un hipotiroidismo que dé síntomas si la persona tiene una edad avanzada y en sus análisis de sangre se detectan valores altos de TSH y anticuerpos antitiroideos.
En estos casos es preciso hacer un seguimiento continuado para detectar posibles cambios.


Yodo para un tiroides fuerte

  • El yodo es esencial para el funcionamiento correcto del tiroides. Es muy importante mantener un aporte de este mineral adecuado en nuestra dieta, usando exclusivamente sal yodada y tomando pescado, marisco, crustáceos, legumbres y huevos.
     
  • Distintas sociedades científicas destacan también la importancia de la administración de suplementos de yodo de al menos 150 microgramos diarios en la mujer antes del embarazo, durante toda la gestación y hasta que finalice la lactancia materna.
     

Las hormonas tiroideas regulan el metabolismo del individuo, indicándole el ritmo al que debe funcionar.

 

Enlaces Relacionados

  1. Cribado del hipotiroidismo en el embarazo
  2. Tiroides: ¡Activa tu metabolismo!
  3. Activar el metabolismo (17/06/2016)
  4. Hiper e hipotiroidismo
  5. Los alimentos con yodo previenen el hipotiroidismo
imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate