icono favoritos Añadir a favoritos
icono inicio Hacer página de inicio
Lunes 18 de Diciembre del 2017

Noticias de salud

imprimir
 
Compartir en... Compartir en Google+

Densitometría: Aliada contra la osteoporosis

En torno a los 30-35 años, todos empezamos a perder masa ósea progresivamente. Cuando esta pérdida es excesiva, hablamos de osteoporosis. El resultado es un hueso frágil y más susceptible de sufrir fracturas.

Las mujeres en la menopausia tienen mayor riesgo de padecer esta enfermedad, aunque también es cosa de hombres. Para detectarla a tiempo y ponerle freno cuanto antes, una densitometría ósea nos pone en la pista.
 

¿QUÉ ES?

Es una prueba diagnóstica por imagen que permite conocer la densidad mineral del hueso, a través de la utilización de rayos X de baja energía. De esta forma se puede medir la pérdida de masa ósea.


¿PARA QUÉ SIRVE ESTE ESTUDIO?

Sus tres principales objetivos son:

  • Identificar si hay riesgo de osteoroposis en aquellas mujeres que carecen de síntomas, pero que presentan un índice de masa ósea bajo, o las que tienen una rápida pérdida de masa mineral.
     
  • Diagnosticar una osteoporosis ya establecida.
     
  • Controlar la eficacia del tratamiento en mujeres a las que se le ha disgnosticado osteoporosis.


¿CÓMO SE HACE LA PRUEBA?

El estudio se centra en la valoración de la columna (en la zona lumbar) y de la cadera (cuello del fémur). Los equipos de densitometría constan de una camilla en la que el paciente se tumba boca arriba y un brazo articulado que se va desplazando para realizar el estudio. El paciente debe permanecer quieto durante unos minutos mientras dura la exploración.
 

¿CÓMO SE INTERPRETAN LOS RESULTADOS?

Un radiólogo –médico con una formación específica en el campo del diagnóstico por imagen– hará un informe de los datos extraídos de la prueba. Este informe será remitido a tu médico, quien te informará del resultado de la prueba y te indicará un tratamiento si es necesario, así como que sigas determinados hábitos de vida saludables que mejoren tu situación. Estos son los parámetros en los que se basa el informe:

  • La puntuación Z informa de la cantidad de hueso que tiene la paciente, comparada con la normal en las personas de su edad, estatura y sexo.
  • La puntuación T es la cantidad de hueso que tiene la paciente, comparada con una persona joven adulta sana de su mismo sexo. Permite estimar el riesgo de desarrollar una fractura. El riesgo será mayor cuanto más negativo sea el valor obtenido:
  • Mayor a -1: Normal.
  • Entre -1 y -2,5: Osteopenia (masa ósea baja).
  • Inferior -2,5: Osteoporosis.


¿EN QUÉ CASOS SE REALIZA?

La realización de esta prueba está indicada en todas las mujeres que ya han cumplido los 65 años, en mujeres con menopausia precoz y en premenopáusicas con factores de riesgo (deficiencia de estrógenos, tabaquismo, antecedentes familiares de osteoporosis, tratamientos prolongados con corticoides, diabetes o alteraciones del tiroides), entre otros colectivos.


¿REQUIERE UNA PREPARACIÓN ESPECIAL?

Esta prueba no precisa preparación previa, y, al tratarse de una técnica no invasiva, es indolora. No es necesario estar en ayunas, pero si se toman suplementos de calcio, debe interrumpirse su ingesta 24 horas antes de la prueba.


¿TIENE ALGÚN RIESGO PARA LA SALUD?

La cantidad de radiación que se emplea en la densitometría ósea utilizada es extremadamente pequeña, y no queda radiación en el cuerpo del paciente tras realizar la prueba. No obstante, las mujeres siempre deberán informar a su médico o al técnico especialista en rayos X si están embarazadas o sospechan que lo están.

 

 

Enlaces Relacionados

  1. Osteoporosis: Dieta rica en calcio y vitamina D
  2. Día mundial de la osteoporosis (20/10/2016)
  3. Combatir los problemas derivados de la osteoporosis
  4. Hematomas y síntomas de osteoporosis
  5. ¿Cuidas tus huesos?
imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate