icono favoritos Añadir a favoritos
icono inicio Hacer página de inicio
Martes 26 de Septiembre del 2017

Noticias de salud

imprimir
 
Compartir en... Compartir en Google+

Anisakis ¿Cómo acabar con el temido parásito del pescado?

El consumo de pescado crudo o poco elaborado se dispara en los meses de verano, tanto en casa como en bares y restaurantes...

Si nos gustan los tradicionales boquerones en vinagre y otras elaboraciones cada vez más populares como el sushi, los arenques noruegos o el ceviche, debemos estar alerta si no queremos tener un invitado inesperado en casa con nombre exótico, pero bastante familiar: el anisakis.

¿Qué es el anisakis?

Es un parásito con forma de gusano. No siempre es fácil detectarlo, porque mide sólo unos 20 milímetros de longitud (desenroscados pueden llegar a los dos centímetros).

La larva del anisakis se aloja en el intestino de pescados como la sardina, el bacalao, el boquerón, el arenque, el salmón, el abadejo, el rodaballo, la merluza, la pescadilla, la caballa, el bonito o el jurel.


¿Afecta al ser humano?

Sí. Si comemos pescado crudo o poco cocinado contaminado con anisakis, podemos contraer una infección llamada anisakiasis, que viene acompañada de dolor intenso de estómago, vómitos, diarrea y, a veces, también sangrado digestivo. El anisakis puede provocar una reacción alérgica similar a la que les produce a algunas personas el marisco.


¿Cómo tratamos la infección?

El organismo humano es un ambiente hostil para el anisakis, así que las larvas terminan muriendo. Por tanto, en la gran mayoría de casos, no se suele precisar un tratamiento específico para eliminar este parásito. Sólo si hay complicaciones, como puede ser una pequeña obstrucción intestinal, puede ser necesaria una intervención quirúrgica de urgencia. Un trago de mal gusto para cualquiera, que se puede evitar siguiendo unos sencillos consejos para evitar caer en las redes del anisakis.

3 Claves para eliminar el anisakis

  1. Si vas a comer el pescado crudo o poco cocinado, congélalo siempre a -20º C durante tres días antes de consumirlo.
     
  2. Limpia inmediatamente el pescado, eliminando completamente las vísceras.
     
  3. Si tomas el pescado cocinado, comprueba que esté bien hecho pinchándolo con un tenedor. La carne debe desprenderse fácilmente de la espina y tener un color opaco.


Ante la duda no lo comas

Todos los restaurantes están obligados por ley a congelar el pescado que vaya a ser consumido crudo o poco hecho, y a informar de esta medida a sus clientes. Si nos queda alguna duda de si está limpio de anisakis, es mejor quedarse con las ganas de probarlo.

 

Enlaces Relacionados

  1. Aumentan las alergias por anisakis del pescado
  2. Pescado en verano (18/07/2017)
  3. Cuscús de calabaza y cebolla con pescado
  4. Consejos contra anisakis
  5. Las altas temperaturas pueden acabar deteriorando la calidad del semen
imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate