icono favoritos Añadir a favoritos
icono inicio Hacer página de inicio
Viernes 23 de Febrero del 2018

Noticias de salud

imprimir
 
Compartir en... Compartir en Google+

Andropausia: La menopausia masculina

No se trata de una enfermedad, sino de un proceso de cambio en el cuerpo del varón, acompañado de ciertas alteraciones psicológicas. Hablamos de la andropausia, conocida popularmente como la “menopausia masculina”.

Una nueva sexualidad en la madurez

Si así lo queremos, todos podemos seguir gozando de una sexualidad plena y satisfactoria también en la madurez. A muchos hombres les afecta psicológicamente que su vida sexual no sea la misma que cuando eran jóvenes, pero si conocen y hacen frente con una actitud positiva a los cambios que supone ir cumpliendo años, pueden disfrutar de una nueva sexualidad tanto o más satisfactoria que antes.

No se trata de una enfermedad, sino de un proceso de cambio en el cuerpo del varón, acompañado de ciertas alteraciones psicológicas. Hablamos de la andropausia –conocida popularmente como la “menopausia masculina”–, un proceso natural asociado al envejecimiento que aparece como consecuencia, principalmente, de una bajada en los niveles de testosterona en el organismo. La andropausia no afecta a todos los hombres, aunque sí a muchos de ellos, por lo que saber reaccionar ante ella ayuda a superar el pequeño bache anímico que supone su llegada.


¿Por qué se produce?

  • Por los cambios que forman parte del envejecimiento natural. No obstante, no se puede predecir quién tendrá síntomas, cual será la edad de inicio, ni qué síntomas tendrá cada persona. 
     
  • Por factores diversos como la herencia familiar, la obesidad, el estrés, enfermedades cardiovasculares y de tiroides, la diabetes o el abuso de tabaco, alcohol o drogas. 
     
  • Por alteraciones hormonales, fundamentalmente por el descenso de los niveles normales de testosterona (hormona determinante de la sexualidad masculina). Dichos trastornos no son achacables sólo a la edad, sino también a factores externos, como haber estado expuesto de manera contunuada a pesticidas o insecticidas.


¿Qué tratamientos existen?

Basta un análisis de sangre completo para saber si los niveles de hormonas masculinas son los correctos. Si se detecta un descenso significativo, lo habitual es que el médico prescriba un tratamiento que consistirá en la administración de testosterona de por vida.

Este mismo análisis de sangre servirá para descartar posibles contraindicaciones, como son los casos de cáncer de próstata, de mama o de hígado. Habría que valorar su empleo en varones con insuficiencia hepática, cardiaca o renal, edemas, aumento del tamaño de la próstata, diabetes, colesterol alto, jaquecas, epilepsia y tratamiento anticoagulante. 

  • En España el tratamiento habitual se administra vía intramuscular cada dos o tres semanas. En otros países se comercializan parches de testosterona.
     
  • En la actualidad, se investigan las posibilidades de los implantes cutáneos de parches que liberarían testosterona a medida que el organismo lo requiera.
    El uso correcto de los tratamientos con testosterona es seguro, pero puede ser muy peligroso un uso indiscriminado y sin control. 
    Por este motivo, confiar en el médico y en sus recomendaciones para vencer a la andropausia es una garantía de salud.


Cambios sutiles, parecidos a los de las mujeres

Mientras en la mujer la desaparición de las hormonas da lugar a cambios drásticos, como el fin de la menstruación y la capacidad para tener hijos, en el varón se producen cambios más sutiles y graduales: 

  • Cambia el carácter, los hábitos de sueño, el ánimo y la energía en general.
     
  • Hay riesgo de osteoporosis por debilitamiento de los huesos. Puede aumentar la grasa corporal y disminuir la fuerza muscular y la agilidad. Se acentúa el riesgo cardiovascular. Puede apreciarse una mayor sequedad de la piel y el cabello.
     
  • En cuanto a la sexualidad, se reducen el deseo y la frecuencia de las erecciones, con una menor rigidez del pene en erección y la necesidad de mayor estimulación física. Disminuyen también la fuerza y el volumen de la eyaculación, aunque se mantiene la capacidad para alcanzar el orgasmo. Al contrario que en la mujer, la posibilidad de tener hijos puede permanecer hasta edades avanzadas.


5 claves para sobrellevarla

  • Cuida al máximo tu alimentación. Reduce el consumo de grasas y toma más frutas, legumbres, verduras, pescado y frutos secos. Y no abuses de la sal. 
     
  • Haz un poco de ejercicio cada día para mejorar tu circulación sanguínea, fortalecer tus músculos y aumenta tu energía y vitalidad.
     
  • Controla tu estrés, y a que acelera el proceso de la andropausia. 
     
  • Haz cómplice a tu pareja de tus temores y problemas. Te ayudará a vivir los cambios de forma natural.
     
  • Lleva una vida sana: elimina el tabaco y el alcohol.


Hasta el 52% de los hombres podría padecer este síndrome, que va más allá de la falta de erección.

El cariño y la complicidad de la pareja ayudan a superar los inconvenientes de la andropausia.

 

Enlaces Relacionados

  1. La andropausia es más común con insuficiencia
  2. ¿Te acercas a la menopausia? Tienes motivos para celebrarlo
  3. Menopausia y andropausia (16/07/2015)
  4. Menopausia: Introducción
  5. Somnolencia, laringitis y menopausia
imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate