icono favoritos Añadir a favoritos
icono inicio Hacer página de inicio
Miércoles 22 de Febrero del 2017

Heridas

imprimir
 
Veamos ahora las lesiones que suceden cuando se rompe la piel y como tratarlas en un primer momento antes de la llegada de los Servicios de Emergencia y su clasificación y manejo de las más simples a las más complicadas.

 

Veamos ahora las lesiones que suceden cuando se rompe la piel y como tratarlas en un primer momento antes de la llegada de los Servicios de Emergencia y su clasificación y manejo de las más simples a las más complicadas.

Definimos las heridas como cualquier solución de continuidad de la piel o las mucosas, generalmente secundaria a un traumatismo. Existe riesgo de infección y lesiones en órganos o tejidos (músculos, nervios, vasos sanguíneos, etc…).

En caso de heridas leves:

  • Cohibir la hemorragia (si existiera) presionando.
     
  • Desinfección del material de curas.
     
  • Desinfección de las manos del socorredor. 
     
  • Limpieza de la herida con agua oxigenada o con agua y jabón, del centro a la periferia. Si la herida es profunda, utilizar suero fisiológico para su limpieza. 
     
  • Si la separación de los bordes es importante, la herida necesitará sutura hecha por un facultativo. Si no es así, pincelar con un antiséptico y dejar al aire. Si sangra, colocar un vendaje (gasas sujetas con venda no muy apretada). 
     
  • Recomendar la vacunación contra el tétanos. 
     
  • No se debe usar directamente sobre la herida: alcohol, algodón, yodo, polvos o pomadas con antibióticos.

En caso de heridas graves:

  • Controlar la hemorragia y prevenir la aparición del shock (colocarle semisentado o en la posición lateral de seguridad). 
     
  • Cubrir la herida con un apósito estéril y procurar hacer el traslado en una posición adecuada (no de pie), controlando las constantes vitales. 
     
  • No extraer cuerpos extraños enclavados. Fijarlos para evitar que se muevan durante el traslado y causen nuevos daños en su interior: Se extraerán en el centro médico.

En caso de heridas perforantes en el tórax: 

  • Taponamiento oclusivo parcial (con un lado sin cerrar). 
     
  • Traslado urgente en posición semisentado. 
     
  • NO EXTRAER cuerpos extraños alojados (inmovilizarlos). 
     
  • NO dar de beber nada a la víctima.

En caso de heridas perforantes en abdomen (que puede ocultar una hemorragia interna, perforación del tubo digestivo y salida de asas intestinales): 

  • NO reintroducir contenido intestinal (cubrirlo con apósito estéril húmedo).
     
  • Traslado urgente en posición decúbito supino con las piernas flexionadas.
     
  • NO EXTRAER cuerpos extraños alojados.
     
  • NO dar nada de comer ni de beber a la víctima y vigilar las constantes vitales hasta entregar a servicio sanitario.
     

 


 - Textos elaborados por los Médicos del Club Gente Saludable -
La información contenida en este texto es meramente informativa, ante cualquier duda, consulte con su médico de cabecera.

 

imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate