Colorterapia

imprimir
 
La cromoterapia se basa principalmente en que los colores irradian una energía que emite vibraciones. Estas vibraciones no sólo actúan en los ojos, sino en todo nuestro organismo y, por ende, en nuestras emociones.

 

LOS COLORES EN NUESTRAS VIDAS

La influencia de los colores en el estado de ánimo es mucho más importante de lo que creemos y hasta el momento ha pasado bastante desapercibida. Los colores eran ya utilizados con fines terapéuticos en civilizaciones tan avanzadas como la egipcia y la china.

En 1980, el doctor Agrapart, neuropsiquiatra, y su esposa Michelle fundaron el Centro de Estudios e Investigaciones sobre la Energética y el Color. Ambos retomaron los antiguos conocimientos sobre el color, crearon su propio sistema de cromoterapia y consiguieron resultados positivos.

La cromoterapia se basa principalmente en que los colores irradian una energía que emite vibraciones. Estas vibraciones no sólo actúan en los ojos, sino en todo nuestro organismo y, por ende, en nuestras emociones.

Sin pretender profundizar, vamos a dar unas pinceladas de color para que las puedas utilizar en tu propio beneficio. En primer lugar, analizaremos las características terapéuticas que se atribuyen a algunos colores:

  • Rojo. Estimula, fortalece la fuerza de voluntad y facilita la toma de decisiones.
  • Rosa. Crea un halo de ternura, ayuda en duelos, pérdidas y abandonos, y mitiga el sentimiento de soledad.
  • Naranja. Mejora los estados de fatiga, aporta seguridad y potencia una buena autoestima.
  • Amarillo. Mejora la concentración evitando la dispersión mental y eleva la moral.
  • Verde. Aporta serenidad, aplaca la ira y potencia la capacidad de ponerse en el lugar del otro.
  • Azul. Ayuda a la sanación y nos vuelve más generosos y solidarios.
  • Violeta. Ayuda a enfrentarse a miedos, ansiedad y fobias. También favorece la concentración en los estudios y tiene un gran poder transmutador, por lo que ayuda a enfrentarnos a los cambios.

UTILIZACIÓN DE LOS COLORES

A personas que sufren, les aconsejo que no utilicen colores como el negro, el gris oscuro o el marrón oscuro porque estos colores “atrapan la pena”. En caso de utilizarlo porque vaya con su estilo, les sugiero que se pongan algún complemento de cualquiera de los colores anteriormente analizados en tonos pastel.

En la auténtica cromoterapia, se utilizan lámparas alógenas y filtros de color exponiendo a la persona por unos minutos al día (aproximadamente ocho minutos) a la luz de colores en una habitación en penumbra.

No obstante, también te puedes beneficiar si te visualizas unos minutos al día envuelto en una burbuja del color que necesites.

Aunque en menor medida, también te ayudará contemplar unos diez minutos los colores mencionados según la carencia en tu estado de ánimo.

Por último, no olvides que el gran potenciador del color es la luz solar, por lo que debes procurar disfrutar de la luz del sol cuanto puedas. Si no dispusieras de luz natural abundante en tu entorno, procúrate una potente luz artificial, dado que las penumbras acrecientan los estados de ánimo bajos.

Por Margarita Rojas

imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate