icono favoritos Añadir a favoritos
icono inicio Hacer página de inicio
Martes 24 de Octubre del 2017

Aromaterapia durante el embarazo y la lactancia

imprimir
 
Regularmente leo comentarios en mi blog relacionados con la inquietud de mujeres que han utilizado aceites esenciales estando embarazadas. Procuro responderles rápidamente para tranquilizarlas porque considero más nocivo el miedo y el estrés que unas pocas gotas de aceite esencial incluso si fuera uno de los potencialmente más peligrosos.

 

A lo largo de todos los artículos aquí publicado he ido insistiendo sobre las precauciones de uso y lo importante que es tener un conocimiento adecuado antes de empezar a usar aceites esenciales. En el caso de las mujeres embarazadas o durante la lactancia insisto más aún, no tanto porque tengamos muchas pruebas o experiencias negativas sobre el uso de aceites esenciales durante esta época tan especial en la vida de una mujer, sino por prudencia y porque son la ignorancia, el mal uso y la imprudencia los que pueden causar accidentes.

En esta entrega propongo aclarar el tema del uso de aceites esenciales y de la aromaterapia cuando una mujer está embarazada o amamantando a su bebé. Durante la lactancia los compuestos de los aceites esenciales pasan a la leche, dada la neurotoxicidad posible de algunos aceites esenciales se recomienda seguir las mismas precauciones durante este periodo.

Las mujeres embarazadas y las comadronas se alegrarán mucho cuando descubran que mientras la medicina moderna les deja totalmente sin recursos a la hora de aliviar números síntomas o enfermedades comunes (náuseas, resfriados, trastornos circulatorios, problemas dermatológicos, estrés, micosis, etc) la aromaterapia aporta soluciones eficaces y resultados rápidos.

Veamos algunas pautas a seguir durante el embarazo y la lactancia.

  • No usar aceites esenciales durante los 3 primeros meses del embarazo salvo productos formulados especialmente para ese propósito.
     
  • A partir del segundo trimestre de embarazo se favorecerá la vía externa, la vía oral se reservará para casos de infecciones y bajo supervisión médica. Como norma general se descartará sistemáticamente el uso de aceites esenciales que contengan cetonas en porcentajes elevados.
     
  • En aplicaciones tópicas se evitará la cintura abdominal y la zona dorsal/lumbar.
     
  • No usar los siguientes aceites esenciales durante el embarazo y la lactancia:
    • Salvia officinalis ssp officinalis (salvia oficinal)
    • Cedrus atlantica (cedro del Atlas)
    • Rosmarinus officinalis qt alcanfor (romero qimiotipo alcanfor)
    • Hyssopus officinalis ssp officinalis (hisopo oficinal)
    • Mentha x piperita (menta piperita)
    • Lavandula stoechas (cantueso)
    • Mentha pulegium (poleo)
    • Eugenia caryophyllus (clavo de especie)
    • Satureja montana (ajedrea)
    • Origanum compactum (orégano)
    • Thymus vulgaris qt timol (tomillo quimiotipo timol)
    • Trachyspermum ammi (ajowan)
    • Cinnamomum cassia (canela de China)
    • Cinnamomum verum corteza (canela corteza)
    • Cymbopogon martinii var. motia (palmarosa)
    • Thymus vulgaris qt geraniol (tomillo quimiotipo geraniol)
    • Monarda fistulosa (monarda fistulosa)
       
  • Se recomienda considerar los aceites esenciales como medicamentos aromáticos naturales y usarlos cuando es estrictamente necesario. Evitar un uso cotidiano frecuente o sistemático.
     
  • Respetar escrupulosamente las posologías y duración de tratamiento.

Botiquín aromático básico (pero completo) para mujeres embarazadas o lactantes

  • Esencia de limón corteza

Es uno de los pocos que se pueden tomar incluso en las primeras semanas del embarazo.

Es un excelente antiséptico, sanea el ambiente y es muy indicado para aliviar náuseas, vómitos y otros problemas digestivos. También es indicado para combatir el mareo de transportes.

2 gotas de esencia de limón en un poco de miel o de aceite vegetal. Tomar por vía sublingual (bajo de la lengua). 3 veces al día.

Existe un producto formulado con aceites esenciales muy eficaz. Se vende en farmacias. Para las que quieran saber más les invito a ponerse en contacto conmigo
No aplicar en la piel. Es una esencia irritante y fotosensibilizadora.

  • Esencia de mandarina corteza

Para combatir estrés, nerviosismo y trastornos del sueño. También tiene propiedades digestivas.

Ideal en difusión atmosférica.

En un vaporizador de 100 ml añadir 100 gotas de mandarina. Agitar antes de pulverizar en el lugar donde nos encontremos y antes de ir a dormir.

En una compota de fruta, 2 gotas, tendrá un efecto relajante, calmante y ayudará a conciliar el sueño.

No aplicar en la piel. Es una esencia irritante y fotosensibilizadora.

  • Aceite esencial de ravintsara (cinnamomum camphora quimiotipo cineol)

A partir del segundo trimestre.

Ideal para prevenir resfriados y gripes. Refuerza el sistema inmunitario y es un potente antiviral.

Para prevenir infecciones virales en periodos sensibles: 2 gotas de AE de ravintsara mañana y noche en la parte interna de las muñecas. Se aplica puro.

En caso de resfriados aplicar 2 gotas de AE de ravintsara puro, en el pecho y la espalda. Tres veces por día hasta mejoría notable.

Se puede sustituir el aceite esencial de ravintsara por aceite esencial de eucalipto radiata (pero NO por el eucalipto globulus) o por aceite esencial de mandravasarotra (cinnamomum fragrans).

Existe una gama de productos formulados con aceites esenciales muy eficaces para tratar los síntomas del resfriado. Se venden en farmacias. Para las que quieran saber más les invito a ponerse en contacto conmigo.

  • Aceite esencial de lavanda (lavándula angustifolia)

Ya lo he dicho muchas veces, el aceite esencial de lavanda es indispensable en casa. Es indicado para una infinidad de pequeños problemas de salud. Nos ayudará para aliviar cualquier tipo de dolor, para limpiar y cicatrizar heridas, para quemaduras y eczemas. Alivia contracturas musculares y dolor de cabeza. Es relajante, ayuda a conciliar el sueño y es antidepresivo.
Se puede usar puro. Se usan un par de gotas por aplicación.

  • Aceite esencial de árbol del té (melaleuca alternifolia)

El aceite esencial de árbol del té es otro de los aceites esenciales que considero muy útiles ya que abarca mucho y resuelve un sinfín de problemas.

Es un potente anti-infeccioso, antiviral y antifúngico. Se ha comprobado científicamente que es eficaz para combatir el virus de la gripe (concretamente H1N1).

Se usará principalmente para tratar acné, micosis, anginas y gripes.

A pesar de que es un aceite esencial seguro, recomiendo que se use bajo supervisión de un especialista en aceites esenciales.

Recomendaciones:

  • Existen productos formulados a base de aceites esenciales autorizados durante el embarazo. Pide consejo a tu farmacéutico o ponte en contacto conmigo.
     
  • Las personas con alergias deben realizar un test antes de usar cualquier aceite esencial o producto a base de aceites esenciales. Este test consiste en depositar unas gotas en el pliegue del codo. Si no hay reacción cutánea al cabo de 15 minutos se puede seguir adelante con el tratamiento.
     
  • Lavarse las manos después de utilizar aceites esenciales.
     
  • Respetar las dosis indicadas.
     
  • Usar siempre aceites esenciales quimiotipados (sello AEQT) y asegurarse de la calidad irreprochable del laboratorio que los distribuye. Se recomienda que se compren en la farmacia bajo consejo de su farmacéutico.

 


Antonia Jover
Aromatóloga
antonia.jover@flor-esser.com


Bibliografía
:
Aromaterapia, el arte de curar con aceites esenciales. Dominique Baudoux.
Guía práctica de aromaterapia familiar y científica. Dominique Baudoux.

 

imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate