icono favoritos Añadir a favoritos
icono inicio Hacer página de inicio
Domingo 22 de Octubre del 2017

Alimentación adecuada

imprimir
 
Los requerimientos nutritivos del ser humano son proteínas, grasas e hidratos de carbono, y vitaminas y minerales. Por ello te informamos de los requerimientos diarios de calcio, de los alimentos ricos en calcio y además, te proponemos un ejemplo de dieta preventiva.

 

La alimentación es el principal factor de riesgo, que podemos modificar, de muchas enfermedades crónicas. Hoy día vivimos en un mundo "globalizado" y nos hemos abandonado ante la presión del mercado publicitario y, a la hora de comer, dejamos nuestras costumbres y alimentos autóctonos.

La alimentación, más allá del hecho en sí de alimentarnos, engloba toda una filosofía de vida. Por desgracia, las cuatro grandes formas o costumbres de comer en el mundo (mediterránea, asiática, vegetariana y latinoamericana) están cada día más distorsionadas, pues la fuerza del marketing, la comodidad y aspecto visual de la comida rápida nos ha arrastrado a un tipo de comida, llamada occidental, con consecuencias para nuestra salud.

Por tanto, alimentarnos correctamente es una preocupación cada vez más extendida, y hacer una dieta equilibrada debe ser nuestro objetivo, pues algunos trastornos en la dieta, nos pueden ocasionar enfermedades por déficit de algunos nutrientes y/o conducirnos a la obesidad y a otras patologías asociadas.

Los requerimientos nutritivos del ser humano se pueden clasificar, de acuerdo con las necesidades que tenemos, en tres tipos:

  1. Los nutrientes que necesitamos para formar tejidos, como son las proteínas , que forman la estructura de nuestro organismo: los músculos, huesos, vísceras, etc.
     
  2. Los que proporcionan energía, como son las grasas y los hidratos de carbono, que nos permiten realizar nuestras actividades (trabajar, estudiar, hacer ejercicio, defendernos del frío, etc.).
     
  3. Los aportes imprescindibles para realizar las funciones anteriores, los constituyen las vitaminas y determinados minerales que permiten a nuestro organismo utilizar las otras sustancias. 

La alimentación equilibrada significa alimentarse de una forma variada y en unas cantidades adecuadas a nuestras necesidades y situaciones personales. Para equilibrar la dieta además, no debemos ingerir alimentos en exceso, evitando la monotonía y el aburrimiento en nuestros menús, concediéndole más importancia a la calidad que a la cantidad. La variedad nos proporciona un mayor disfrute de los olores, sabores y aromas.


ALGUNOS ASPECTOS GENERALES SOBRE ALIMENTACIÓN

Actualmente, debido a la tendencia de los jóvenes a estar delgado, éstos están cayendo peligrosamente en lo que se denomina hipoalimentación; es decir, en una alimentación pobre y desprovista de lo elementos necesarios para constituir una dieta equilibrada y que cubra sus necesidades.

Además, esta nefasta tendencia puede llevar a enfermedades tan peligrosas como la anorexia o la bulimia, con toda la serie de dramáticas consecuencias que ambas desencadenan.

La no ingesta de calcio en la cantidad necesaria durante la formación del hueso, en edades tempranas, está dando como consecuencia fenómenos tales como los aplastamientos vertebrales en personas de incluso cuarenta años, lo que en condiciones normales no debería producirse, si no en personas mayores de ochenta años e incluso más. Lo que nos hace concluir que la prevención es lo más importante, y de considerar atentamente el axioma de que la mala alimentación significa disponer de una menor calidad de vida y acortarla.

Para gozar de una buena salud ósea debemos tener muy en cuenta el concepto de pico de masa ósea; es decir, la cantidad de masa ósea máxima que podemos acular en nuestros huesos. Esta cantidad se alcanza hacia los treinta años en la mujer y algo más tarde en el hombre. Después de esta edad, suele sobrevenir un periodo durante el que la masas ósea se mantiene, tras el cual comienza la pérdida de la misma. En el hombre suele sobrevenir más tardíamente.

La mala alimentación conlleva una menor calidad de vida y la baja ingestión de calcio acarrea un pico de masa ósea mucho menor del que debiera ser. Se recomienda ingerir por la noche y evitar en la dieta los filatos (que se encuentran por ejemplo en los cereales integrales, legumbres y frutos secos) y oxalatos (en alimentos tales como las espinacas, almendras, nueces, chocolate o en el té), que interfieren en su absorción, así como el exceso de sal, lo que también puede producir tensión alta.

La cifra de calciuria es un dato importante para verificar la pérdida de calcio por la orina.

La vitamina D es fundamental para la absorción del calcio. El sol y la luz natural hacen que se sintetice en nuestra piel. La piel del anciano absorbe menos el sol.

La vitamina D y el calcio son, pues, fundamentales para el hueso. En estudios comparativos se comprobó que se fracturan un 40% menos aquellas personas que ingerían calcio más vitamina D, que lo que tomaron el calcio más un placebo.

En cuanto al problema de los cálculos renales, está demostrado que es el ácido oxélico el que forma el núcleo del cálculo. Deberá, pues, evitarse la ingestión de oxalatos, el exceso de proteínas y sal y beber al menos dos litros de líquidos diariamente.

Los fitoestrógenos (soja) son útiles para aliviar los sofocos de la menopausia.

Por último, debe hacerse una mención especial de los tóxicos "LADRONES DE HUESO" : el tabaco (nunca), el alcohol (un vaso de vino tinto), el café (mejor con leche). 

 


Conferencia ofrecida por la doctora doña Pilar Rioboo, adjunta al Servicio de Endocrinología del Hospital Fundación Jiménez Díaz, y resumida por el doctor don Antonio Lorente Aenlle .

 


Requerimientos diarios de calcio
Dependiendo de la edad y situación de cada persona, los requerimientos de calcio son distintos. A continuación os mostramos la lista de necesidades diarias de calcio por cada grupo de edad.
Alimentos ricos en calcio
La leche y sus derivados son una excelente fuente de calcio, pero en circunstancias especiales como personas con intolerancia a la lactosa o cuando se necesita un aporte extra de este mineral, como en la menopausia, otras fuentes de calcio distintas de la leche son:
Ejemplo de dieta preventiva y recomendaciones
Mª José Roselló, te propone una dieta preventiva y recomendaciones nutricionales. La combinación de cada menú tiene gran importancia en el mantenimiento óseo, por ejemplo, consumir en la misma comida legumbres o cereales y carne, (dos alimentos ricos en proteinas y ricos en calcio) y no equilibrar con otros alimentos ricos en calcio resultará una mala mezcla alimenticia para los huesos.
imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate