icono favoritos Añadir a favoritos
icono inicio Hacer página de inicio
Viernes 24 de Febrero del 2017

Cirrosis Hepática

imprimir
 
 

La cirrosis hepática es una inflamación crónica del hígado que provoca la aparición de fibrosis (formación de cicatrices) y de nódulos, por una acumulación desordenada de los hepatocitos (células del hígado).

A largo plazo produce una disminución de las funciones hepáticas, aunque actuando sobre la causa se puede frenar este deterioro y mejorar el pronóstico.

CAUSAS

El alcoholismo crónico es la causa más frecuente de la cirrosis hepática, seguida de las infecciones crónicas producidas por los virus de la hepatitis B y C.

SÍNTOMAS

Cuando la enfermedad permanece estable, los síntomas son inespecíficos;
Cansancio, náuseas, pérdida del apetito. Si por el contrario la cirrosis es descompensada los síntomas son:

  • Acumulación de líquido en el abdomen (ascitis)
  • Coloración amarillenta de la piel y mucosas (ictericia)
  • Trastornos de la conciencia (encefalopatía hepática. La E.H. es un trastorno neurológico, con una disminución variable del nivel de consciencia que va del adormecimiento al coma, y psiquiátrico habitualmente reversible con el tratamiento, que puede aparecer en las cirrosis descompensadas. Esta alteración tiene una serie de factores desencadenantes como: estreñimiento, consumo de sedantes, infecciones, consumo excesivo de proteínas, abuso de diuréticos y hemorragia digestiva entre otros.)
  • Trastornos de la conducta.
  • Hemorragia digestiva por rotura de varices esofágicas ( Las varices esofágicas se producen cuando debido a la obstrucción y dificultad del flujo sanguíneo a su paso por el hígado, aumenta la presión de la vena encargada de suministrar al mismo (vena porta), provocando un aumento o dilatación de las venas que tenemos en el esófago).
  • Trastornos renales

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico de esta enfermedad se obtiene mediante biopsia del hígado.

TRATAMIENTO

Está basado en una serie de normas dietéticas y farmacológicas: 

  • Haga una dieta de 2000 calorías sin sal, el médico determinará si es necesario limitar el consumo de proteínas o disminuir el aporte de las mismas.
  • Evitar las bebidas gaseosas en general y mantener el consumo de agua.
  • No tome alcohol, nada. No tome cerveza sin alcohol.
  • No haga dietas muy restrictivas ni pase muchas horas en ayunas.
  • El hígado es el encargado de metabolizar la mayor parte de los medicamentos que tomamos, por eso la premisa de "no tomar ningún medicamento sin control médico", obtiene en aquí su máxima importancia.

     

La información contenida en este texto es meramente informativa, ante cualquier duda, consulte con su médico de cabecera.

 

imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate