Tu salud al día

imprimir
 
Compartir en... Compartir en Google+
Cuida tus huesos ¡No son irrompibles!

Aunque no se suele hablar de ello, la masa ósea de los hombres también se reduce con el paso de los años, y sobre todo si se practican ciertos malos hábitos.

Por ser hombre, no pienses que el paso de los años no afecta a la salud de tus huesos. Patologías como la osteoporosis, caracterizada por la disminución de la masa ósea (cantidad de hueso) y el deterioro del tejido óseo, siempre se relacionan con las mujeres, especialmente cuando se acercan a la menopausia, porque experimentan una disminución de la producción de hormonas sexuales que contribuye a reducir su masa ósea, pero lo cierto es que los varones también la pueden padecer. A pesar de que los varones alcanzan cerca de un 10% más de pico de masa ósea a lo largo de su juventud en comparación con las mujeres, existen otros factores que pueden mermarla y, a partir de los 70 años, la pérdida de masa ósea es mayor en ellos que en ellas.

¿Qué afecta a la calidad de los huesos?

Además del paso del tiempo, que conlleva una mayor fragilidad ósea, o del factor genético, existen otros factores que, a pesar de afectar de igual forma a hombres y mujeres, suelen relacionarse más con el estilo de vida masculino:

  1. El tabaquismo: Se ha comprobado que las personas fumadoras presentan una menor densidad mineral ósea, y que la pérdida de ésta se produce con mayor rapidez. El tabaco es un producto tóxico para los huesos.
     
  2. El abuso de bebidas alcohólicas: De la misma forma que el tabaco, el excesivo consumo de alcohol también “le roba” calcio a los huesos, y además aumenta el riesgo de sufrir caídas que terminen en fracturas.
     
  3. El sedentarismo: Permanecer inactivo acelera la pérdida de masa ósea. Por el contrario, la práctica de ejercicio físico ayuda a alcanzar la máxima densidad ósea posible y protege los huesos.
     
  4. Deficiente consumo de calcio: Los hombres suelen ser menos conscientes de lo importante que es la ingesta de calcio. Aunque desde la infancia se debe cuidar este aspecto –siendo en los primeros treinta años de vida cuando se alcanza la mayor densidad ósea posible–, el consumo de la cantidad adecuada de calcio se debe mantener a lo largo de toda la vida para contrarrestar los efectos del resto de los factores de riesgo.
     
  5. Falta de exposición a la luz solar: La vitamina D es fundamental para que el calcio que tomamos se adhiera a los huesos, y la obtenemos de la luz ultravioleta procedente del sol, principalmente. Por esta razón, los especialistas recomiendan exponerse a ella de diez a veinte minutos al día, sin excederse.
     
  6. La talla: Ser de baja estatura, muy delgado y con huesos pequeños favorece la fragilidad ósea.
     
  7. La toma de ciertos medicamentos: Un aumento de hormona tiroidea por seguir tratamiento del hipotiroidismo, los esteroides y los medicamentos para disminuir la testosterona (tratamiento para el cáncer de próstata) también son factores que aumentan el riesgo de desarrollar osteoporosis.
     

Cuidado al adelgazar

Cuanto mayor es una persona, más problemas puede acarrearle el exceso de peso, ya que los kilos de más están relacionado con un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, hipertensión e hipercolesterolemia, entre otros trastornos y, al mismo tiempo, conlleva una reducción de la movilidad y de la agilidad.

Con el objetivo de evitar estos problemas, es normal que a los hombres mayores de 50 años (edad en la que suelen comenzar a aparecer estas patologías) con exceso de peso se les ponga a dieta. Por supuesto que esta decisión es la más acertada; sin embargo, hay que vigilar concienzudamente la pérdida de peso, porque puede acelerar la pérdida de masa ósea. Hay que tener en cuenta que, si adelgazamos siguiendo una dieta baja en calorías y sin hacer ejercicio físico, además de grasa también se va a perder masa muscular y, por tanto, fuerza, hecho que conlleva que los huesos soporten más carga y sufran un mayor desgaste.

Para evitarlo, la dieta de adelgazamiento debe ser vigilada por un especialista, para que resulte equilibrada y aporte la cantidad de proteínas suficiente para que los músculos no salgan perjudicados, complementando siempre el régimen con la práctica moderada de ejercicio.
 

¡Hazte la prueba!

Para vigilar la salud de nuestros huesos contamos con la densitometría, una prueba diagnóstica que permite medir la densidad mineral del hueso, es decir, su contenido en calcio, un dato que nos indica cómo está de fuerte nuestra estructura ósea. A los hombres se les suele realizar de forma rutinaria desde los 55 años.


 


- Redacción Saber Vivir Comunicación -

 

Enlaces Relacionados

  1. Tomar café a diario cuida de nuestro corazón
  2. Cuida tu boca en el embarazo
  3. Cuida tus uñas (15/06/2018)
  4. Cuida tu belleza con Aceites esenciales
  5. Huesos dulces de anís
imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate