Tu salud al día

imprimir
 
Compartir en... Compartir en Google+
¿Barriguita cervecera? ¡Acaba con ella!

Reconozcámoslo, nos encanta salir de tapas, tomar unas cervezas o brindar con ellas. Pero, ¿es esta la causa de esa “curvita” abdominal? Elimínala de forma fácil y sin sacrificar tu “tapeo”...

Con la llegada de la primavera nos desprendemos del abrigo y de las prendas que suelen camuflar los excesos. Por lo que asoma discretamente, en el mejor de los casos, una curva en la zona abdominal. Es la denominada “barriguita cervecera” o “curva de la felicidad”. Pero, ¿es real? Esa tripa, ¿es consecuencia directa la cerveza? Sea como fuere, te ayudamos a deshacerte de ella.

¡Es un falso mito!

El consumo moderado –medio litro diario- de esta bebida, asociado a una dieta como la mediterránea, no solo NO engorda, sino que además, puede reducir el riesgo de diabetes e hipertensión, como apunta la Fundación Española de la Nutrición. ¿Sabías que una cerveza con alcohol de 200 mililitros tiene tan solo 66 kilocalorías; y una sin alcohol, 16 kilocalorías? La circunferencia de la cintura está relacionada con la grasa visceral. Para los expertos, la medida no debe superar los 88 cm en las mujeres ni los 102 cm en los hombres.

Entonces, ¿Por qué esa barriguita?

La razón de esa sobredimensión de barriga no es otra que el estilo de vida, una alimentación desordenada y la falta de ejercicio. La culpa está en lo que comemos y en lo poco que nos movemos.
 

Si ya la tienes, elimínala

  • Actividad física: Es una de las claves para deshacerte de la “curvita de la felicidad”. Pero, no vale cualquier tipo de ejercicio. Necesitas realizar dos pasos importantes:

    • Primero, adelgazar de la zona del abdomen. Para esto debes realizar ejercicio cardiovascular. Esto es, caminar, bicicleta…
    • Segundo: fortalecer los músculos de la tripa. ¿Cómo? Anótate unos sencillos truquitos para que tus ejercicios de abdominales sean más productivos:
    • “Tira con el estómago y no con el cuello”. Quiere decir que cuando realices flexión de tronco para trabajar el recto abdominal, imagina que estás tirando desde tu esternón hacia el frente o desde la columna.
    • Otra opción muy habitual es mantener contraído el abdomen, eliminando el descanso entre repeticiones. Con ello añades una dificultad extra a los ejercicios y conseguirás fortalecer aún más los abdominales.

       
  • Alimentación: Con la llegada del buen tiempo, una práctica común es quedar en una terraza para tomar una caña o alguna tapita, pero si estamos siguiendo un plan para controlar el peso, esto puede convertirse en una preocupación. Si asociamos el concepto de tapeo a comidas grasientas mezcladas con bebidas alcohólicas, entonces engordarás. Pero no renuncies a salir a picar algo si escoges las tapas más saludables (que las hay).

    • Existen más de 800 tipos de cervezas. Puedes seleccionar las que menos calorías tengan o, directamente una “sin”. 
    • Evita las patatas fritas. Pero, tampoco abuses de las aceitunas!
    • Puedes pedir tapas como canapés vegetales, con huevo, lechuga. Pero sin mahonesa.
    • Huye de los fritos.
    • Evita las salsas en general.
       

Conoce las calorías de las tapas más frecuentes

  • Patatas bravas (300 g): 867 calorías.
  • Pescadito frito (200 g): 422 calorías.
  • Aceitunas verdes con hueso (60g): 66 calorías.
  • Queso Manchego (75 g): 207 calorías.
  • Croquetas (100 g): 186 calorías.


13 ejemplo de… tapas muy sanas

  • Pepinillos, cebollitas, ajos, guindillas y alcaparras en vinagre.
  • Corazones de alcachofas en conserva.
  • Navajas, berberechos, almejas o mejillones en lata o al vapor.
  • Espárragos blancos en conserva.
  • Champiñones con ajo y perejil.
  • Pinchos de verduras o salteadas.
  • Anchoas y boquerones en vinagre.
  • Sardinas a la plancha.
  • Sepia o calamar a la plancha.
  • Gambas y langostinos a la plancha.
  • Pulpo a la gallega.
  • Salmón o bacalao ahumados.
  • Brochetas de pescado y marisco.

 

Porque no todas las Barrigas son iguales...

  • LA QUE ES MÁS BAJA Y BLANDA, esa que parece moverse al ritmo de nuestros pasos, lo que contiene es una grasa subcutánea, es decir que está justo debajo de la piel. Es la tripa que “hace feo, pero no daño”.
     
  • SI ES DURA Y ESTÁ MÁS ALTA, lo que acumula es grasa visceral y es metabólicamente más activa que la subcutánea y más peligrosa. Afecta a los órganos como el bazo, el páncreas, los intestinos y el hígado y puede provocar daños irreversibles en el organismo. Se relaciona con la diabetes tipo 2 y la enfermedad cardiovascular (mayor riesgo de infarto, de sufrir angina de pecho) y también con la hipertensión, entre otros.
     

 


- Redacción Saber Vivir Comuniación -

 

Enlaces Relacionados

  1. Acaba con tu dolor de cabeza… ¡con sonidos!
  2. Barriguita ¿con motivos (o sin ellos)?
imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate