icono favoritos Añadir a favoritos
icono inicio Hacer página de inicio
Martes 28 de Febrero del 2017

Consejos

imprimir
 
 
UN EJERCICIO PARA SER FELIZ
  La práctica regular de ejercicio es la mejor garantía de una respiración eficaz y de una sobreestimulación en la producción de endorfinas. Esta dosis extra es la causa de la energía que se experimenta al realizar ejercicio sin llegar al agotamiento, sensación similar a la que puede producir una droga excitante. Por tanto, resulta conveniente aumentar el ritmo y la frecuencia de actividad física, para tales fines se aconseja:

- Elegir un deporte que pueda practicarse mínimo tres veces a la semana. Es más recomendable realizar poco ejercicio regularmente que hacer un gran esfuerzo sólo de vez en cuando. Convienen aquellos que favorecen el trabajo aeróbico y liberan la mente de preocupaciones como caminar largas distancias, pasear en bicicleta o nadar.

- Empezar toda rutina de ejercicios de manera suave, aumentando el ritmo lentamente y con seguridad.

- Entrenar en pareja o con un grupo de amigos, para hacerle frente a la desmotivación de hacer ejercicio a solas. Además, se ha observado que el contacto físico también aumenta las endorfinas por sí mismo.

Mediante técnicas de visualización mental es posible generar un flujo adicional de endorfinas cuando lo crea necesario para recuperar vitalidad y energía. Sólo necesita un poco de concentración para lograrlo y seguir los siguientes pasos:

1. Acuda a un lugar tranquilo e iluminado, lejos de los ruidos y las interrupciones. Póngase ropa cómoda y escuche una música suave. Los sonidos de la naturaleza o aquellos que comuniquen la sensación de fluir como la música de una flauta o el correr del agua resultan los más convenientes.

2. Relájese. Previamente a la sesión de visualización es preciso reducir la frecuencia de su respiración y aquietar la mente. Asimismo, necesita aflojar los músculos y dejar atrás las tensiones. Controle el ingreso y salida del aire por la nariz a la vez que deja de prestar atención a las ideas que pasan por su mente.

3. Imagine que al interior de su cabeza, justo detrás del punto intermedio entre sus ojos, hay una glándula capaz de brindarle bienestar. Puede darle una forma esférica y un color rojo brillante, por ejemplo.

4. Observe cómo de la esfera afloran pequeñas chispas azules que se esparcen hacia todas direcciones. Siga el recorrido de algunas de ellas hasta la punta de los dedos de las manos y de los pies. Si desea puede dirigir algunas hacia alguna zona adolorida o débil. Descubra cómo empieza a sentirse mejor, tanto que incluso se siente eufórico. Este es el resultado de estimular su flujo de endorfinas de forma natural.


imprimir

<< volver

Club gente saludable   Certificación de Web de Interés Sanitario de PortalesMedicos.com
Compruébelo aquí
  SSL Certificate
SSL Certificate